Buscanos en las redes sociales

Central Mutante ::.

El murciélago legendario

Cómics

El murciélago legendario

Repaso de Leyendas del Caballero Oscuro, reciente tomo antológico de DC Comics/Ovni Press que recupera la última colección homónima, con varios equipos creativos

Hacia 1989 Batman se hallaba en un momento de notable expansión en los cómics, tras el éxito cosechado por el primer film de Tim Burton. En Noviembre de ese año, el gran Denny O’ Neil (entonces editor a cargo del personaje), dio luz verde a Legends Of The Dark Knight, tercer título regular de la franquicia (detrás de Detective Comics y Batman) con una premisa de por sí interesante, narrar historias ambientadas en los primeros años de su cruzada, que se vio potenciada con la convocatoria a artistas de renombre para hacerse cargo de los diferentes arcos argumentales y/o unitarios autoconclusivos. Estas narraciones integraron el pasado de la continuidad, cruzándose solo en cinco ocasiones con sagas y eventos contemporáneos. La serie terminó en 2007, dejando un rico legado de 215 números, siete anuales y tres especiales.

Más acá en el tiempo llegaría el volumen dos, con algunos significativos cambios en relación al primero. El principal tiene que ver con el modo de publicación, dado que este material fue lanzado online, para luego recopilarse en papel. El segundo, la nueva tanda de historias no conformaría el canon histórico del personaje. Fue una miniserie de 13 números que llegó a las bateas entre 2012 y 2013, precedido por los cinco volúmenes del Legends Of The Dark Knight 100-Page Super Spectacular, miniserie derivada concebida bajo las mismas premisas, publicada entre 2014 y 2015. El tercer volumen llegaría el año pasado, con presentaciones digitales semanales de 10 páginas, que a partir de Mayo la editorial recopiló a razón de dos por número. La movida alcanzó hasta ahora ocho entregas, recopiladas el mes pasado por Ovni Press en Leyendas del Caballero Oscuro, tomo único de 180 páginas en formato 24×17 cms.

Lo pasado pisado

El arco argumental que rompe el hielo está íntegramente a cargo de Darick Robertson, con tintas de Richard P. Clark y color de Diego Rodríguez. El co-creador de The Boys se despacha con Mala noche, buen caballero, trama de tres partes que la edición local no titula en ningún tramo del libro. Un nuevo villano proveniente de Rusia, conocido como el asesino de la máscara de gas, intenta hacer pie en la ciudad desequilibrando al elemento criminal imperante. Ofertando una letal versión de gas Sarín a los principales enemigos del encapotado, fuerza violentas pujas y peligrosos acuerdos, que sacuden el habitual status quo mafioso. Nuestro héroe deberá forzar sus límites físicos y psíquicos para resolver el caso, contando con la ayuda de Jim Gordon, pero también estableciendo una frágil alianza, hija de la necesidad, con El Acertijo y Adivinanza.

Sin ser una maravilla, la historia más extensa del libro funciona bien. Entre sus aciertos podemos destacar buenas interacciones con el Joker, citas a clásicos del rock y varias perspectivas sobre los sucesos narrados, tanto por parte del héroe como de la policía, que enriquecen el relato. El mayor ruido tiene que ver con la forma en que se desdibuja el villano principal conforme avanza la trama, algunos pifies temporales originados al evocar eventos trascendentes de la continuidad (con el asesinato de Robin a la cabeza) y un excesivo protagonismo del interés amoroso de Edward Nygma. El dibujo acompaña correctamente, con trazos muy climáticos en lo que respecta a los diferentes entornos y lograda expresividad del elenco protagónico, aunque hay un pifie anatómico muy llamativo en cierta splah-page del tercer número. De no creer.

Sigue Aparición, número escrito por Stephanie Philips e ilustrado por Max Dunbar, con colores de Tamra Bonvillain. El relato inicia con Bruce Wayne adquiriendo en una subasta benéfica una antigua caja metálica cuyo contenido interesa a Oswald Cobblepott, nada menos. La banda de El Pingüino intentará colarse en la Mansión para robarla, mientras Batman indaga en el pasado de ambas familias, intentando desentrañar un oscuro secreto de 1910 relacionado con abusos a una criada, devenida en asesina. Cierta herramienta argumental traída de los pelos y una reflexión final del millonario donde la autora pretende colar forzozamente la perspectiva de género, evidenciando su desconocimiento sobre la motivación y el proceder del vigilante, deslucen el resultado final del unitario. Buen nivel de dibujo del artista canadiense.

El Consultor, es un logrado autoconclusivo que lleva las firmas de Brandon Thomas en el guión y Giannis Milonogiannis en los dibujos, con color a cargo de Jordie Bellaire. El trabajo bien podría haber formado parte de The Brave And The Bold, puesto que narra una colaboración entre dos detectives, el murciélago y el marciano  J’onn J’onzz, para resolver un misterio que involucra a El Hombre Calendario y las festividades del planeta rojo. Una idea en los papeles arriesgada, digna del propio Grant Morrison, que  seduce de principio a fin, llegando a buen puerto merced a la camaradería entre ambos héroes y los sólidos trazos del ilustrador griego. El final, incluso, deja una puerta abierta para retomar la historia, que seguro no prosperará.

Llega el turno de dos historias breves, diez páginas cada una, que redondean un bonito número contra monstruosos enemigos de su galería. La primera se titula La maldición del pantano de la muerte, está escrita por Becky Clonan y dibujada por Dike Ruan, con color de Dave McCaig. Inicia con las familias criminales de Gotham siendo atacadas por Solomon Grundy, aunque el murciélago pronto descubrirá que nada es lo que parece. Caerá una fuerte lluvia, por su parte, es un buen guión de Matthew Rosenberg que ilustró dinámicamente Cian Tormey y coloreó Matthew Hollingsworth. La ciudad ha sido desbordada por las aguas, situación que un grupo comando aprovechará para asaltar un banco, forzando una alianza entre nuestro justiciero y el  villano conocido como Killer Croc. Interesantes desarrollos y arte, por partida doble.

Es momento de Catecismo (título también omitido por Ovni en la edición), que cuenta con textos de Brandon Easton, lápices de Karl Mostert y colores de David Baron. La historia transcurre en las calles de Venecia, Italia, donde Ra’s Al Ghul y su Liga de Asesinos pretenden apoderarse de una antigüedad relacionada con la Iglesia Católica capaz de potenciar las propiedades regenerativas de las Fozas de Lázaro. En su camino interferirá el encapotado, pero también Jean Paul Valley, el cruzado eclesiástico conocido como Azrael. El guión de la trepidante aventura sale airoso del desafío de contrastar el accionar de tan complejos personajes, mientras que la faz gráfica complementa muy bien, con un estilo muy influenciado por Frank Quitely.

Cierra otro número dividido en dos logradas tramas cortas, abordadas por diferentes equipos creativos. Con argumento de Che Grayson, ilustraciones de Belén Ortega y color de Alejandro SánchezEl Fantasma y el Caballero introduce a un grupo de saqueadores que operan en las sombras a favor de los desposeídos, liderado por Fantasma, niña afroamericana con quién Bruce se identificará, equilibrando la balanza para el lado del bien. Curación es un guión de Yedove Travis que dibujó Nina Vakueva y coloreó Ivan Plascencia, que se vale de un enfoque entre psicológico y dramático para narrar un caso que involucra a El Espantapájaros, quién pretende realizar una investigación sobre la naturaleza del miedo experimentando con el propio Batman.

De todo un poco

En el último tiempo Ovni Press ha optado por dejar de publicar series en curso de DC Comics (con la curiosa excepción de Joker), presentando como alternativa voluminosos tomos con miniseries completas de diferentes superhéroes. En la mayoría de los casos, el contenido en estos libros exhibe un problema inherente al formato mismo de edición, el famoso ‘material de relleno’. Lejos de mantener una factura pareja, hay (como en la mayoría de las antologías) grandes autores y otros del montón, conviviendo en los índices con trabajos excelentes, buenos y regulares.

El tomo que nos ocupa no es la excepción a esta suerte de regla implícita. Obviamente, está muy lejos de la serie original a nivel artístico, por el solo hecho de los profesionales convocados y el tenor de las historias concebidas, pero ello no significa que no sea una lectura recomendable, con la salvedad del caso. Especial para fanáticos y completistas del personaje.

Si te gusta lo que hacemos podes colaborar con nosotros a través de un cafecito haciendo click acá.

41 años, Licenciado en comunicación social. Comiquero por naturaleza, casi. Cinéfilo. Voraz lector, ocasional escritor.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Central Mutante