Buscanos en las redes sociales

Central Mutante ::.

Superman & Lois: Cinco razones para verla

Series

Superman & Lois: Cinco razones para verla

La serie live action del hombre de acero, que en nuestro país podemos ver a través de HBO Max, se ha posicionado como una de las mejores adaptaciones de la inmortal creación de Jerry Siegel y Joe Shuster en medios alejados del cómic. Mariano Sicart te explica el porqué de su valor en la siguiente nota.

A poco de haberse emitido en EE.UU. su primera temporada completa, de quince episodios, la serie live action del hombre de acero exclusiva de HBO Max, se ha posicionado como una de las mejores adaptaciones de la inmortal creación de Jerry Siegel y Joe Shuster en medios alejados del cómic a nivel histórico. Bajo la responsabilidad de los productores televisivos Todd Helbing y Greg Berlanti, cuenta con las actuaciones estelares de Tyler Hoechlin y Elizabeth Tulloch, pareja protagónica que había sido previamente presentada en Supergirl, de la cadena The CW, a modo de testeo, hasta lograr luz verde para su propio envío, por fuera del popular Arrowverse. Con una segunda tanda de capítulos confirmada, tras la gran repercusión de público y crítica, es un buen momento para repasar sus principales logros; sea que la hayan visto o no. Como para terminar de decirse a hacer una cosa u otra.

5-PARECIDA Y DIFERENTE

Un breve repaso por las últimas traslaciones contemporáneas exitosas del azuloso a la pequeña pantalla destaca dos éxitos bien precisos. Las cuatro temporadas de Lois & Clark: The New Adventures of Superman (ABC, 1993-1997), y las diez de Smallville (CW, 2001-2010). Mientras la primera respondía a un trasfondo urbano, transcurriendo en Metrópolis luego de la aparición de su principal defensor y se centraba en los vaivenes de la relación entre ambos periodistas, con mucho de comedia y romance; la segunda se ubicaba en un contexto diametralmente opuesto, los años adolescentes del último hijo de Krypton en Kansas y su crecimiento como persona hasta alcanzar su destino definitivo en el mundo, con toques de drama y precisas cuotas de acción.

El actual programa se plantea como un contundente drama familiar, que inicia con la mudanza forzosa del matrimonio y sus dos hijos adolescentes, el atleta Jonathan (Jordan Elsass) y el conflictuado Jordan (Alex Garfin), de Metrópolis a la granja familiar Kent, en Smallville. Un nuevo comienzo, con problemas laborales y sociales, de la gran ciudad al campo, que no será fácil para nadie. Más aún, para los jóvenes, que ignoran el alter ego de su padre y su rol en la defensa de la humanidad. Hay, entonces, ciertos elementos distintivos de los enfoques pasados dándose cita en la nueva propuesta, sí, pero desarrollados en forma novedosa, logrando que el todo sea mucho más atractivo que la simple suma de las partes.

4-AMALGAMA PERFECTA

¿Les gusta el Arrowverso? ¿Detestan en lo que se ha convertido? Cualquiera sean sus respuestas a esas dos preguntas, deberían darle una oportunidad al reciente envío. Aclaremos los tantos. La franquicia iniciada en 2012 por CW con la serie que le dio nombre, hoy cuenta con apenas tres shows en continuidad, The Flash, Legends Of Tomorrow y Batwoman, puesto que Supergirl y Black Lightning finalizan sus transmisiones en las actuales temporadas, y la lograda Stargirl eligió transitar caminos de mayor independencia creativa. El principal problema de estos programas tiene lugar con los repetitivos parámetros  que proliferan en sus guiones. A saber, la ‘amenaza de la semana’, ‘el villano de largo plazo’, los ‘sideckics del héroe-heroína’, entre otros. Esto va restando frescura y repercutiendo de manera negativa entre las audiencias, que cada vez acompañan menos a estos ciclos.

En tal sentido, la temporada uno del show se plantea como algo distinto, con una trama muy bien pensada que mantiene el interés en todo momento y sorprende hasta al público más avezado en la mitología de Superman. Aplica aquella afirmación de que ‘nada es lo que parece’ con respecto al plot central, elaborado por el equipo de guionistas en base a conceptos propios de su dilatada historia en los cómics, pero con un tratamiento a sumamente original. En simultáneo, aquellas sub-líneas argumentales que involucran a los personajes secundarios, mantienen un cuidado equilibrio a medida que se entrelazan sutilmente, conforme los acontecimientos tienen lugar. No es poco para quince entregas.

3-IDENTIDAD DEFINIDA

Quien haya leído alguna vez un cómic de Superman, en cualquiera de las continuidades pasadas o presentes del Universo DC, sabe de las múltiples facetas que han ido enriqueciéndolo como personaje merced a los sucesivos aportes de un infinito listado de creadores en poco más de ocho décadas de historia. Pues bien, los fanáticos pueden quedarse tranquilos; la esencia del hombre del mañana se mantiene intacta. A una gran interpretación del actor principal, al margen de que físicamente no proyecte la impronta visual deseada, se suma la construcción de su compleja personalidad desde los libros.

Además del héroe profundamente dedicado y comprometido con los habitantes del planeta, tenemos un Clark Kent que se nos presenta en varios roles (marido, padre y trabajador). Balancear esas responsabilidades resultará difícil, pese a la madurez obtenida a través de décadas de experiencia en cada frente. Esto arroja por resultado una encarnación muy humana del primer superhéroe de la historia; seguro de sí mismo, muy enfocado en su familia, pero para nada infalible. Están, como no, el optimismo y la esperanza que proyecta en la humanidad con sus apariciones, pero también las dudas frente a la resolución de los sucesivos peligros. Además de la herencia kryptoniana, con sus propios dolores de cabeza.

2-FACTURA TÉCNICA       

Se sabe que las series del universo televisivo DC en CW cuentan, históricamente, con presupuestos puntuales otorgados en función de la cantidad de episodios por temporada, de modo que la inversión en materia de efectos especiales se encuentra acotada a momentos específicos de cada emisión. Tratándose de superhéroes, esto significa un problema. Que puede resolverse, no obstante, con mayores cuotas de creatividad; invirtiendo más tiempo, dedicación y ganas, además de dinero. Algo de eso puede evidenciarse en la calidad técnica y audiovisual del nuevo show, que convence desde su  mismo piloto.

La fotografía es un aspecto muy cuidado, que aprovecha al máximo las locaciones campestres para brindar imponentes cuadros generales de Smallville, centrados en magníficos atardeceres o puestas de sol. Asimismo, la paleta de colores empleada contribuye a redondear una estética bien definida, muy atractiva desde lo visual para el televidente promedio. Las secuencias de acción están realmente impecables, con una lograda utilización del efecto cámara lenta, que permiten al superhombre (con nuevo traje) lucirse en cada uno de sus enfrentamientos con los villanos de turno.

1-ELENCO DE LUJO

El casting funciona y se complementa a la perfección. Algo que parece sencillo y hasta puede resultar una obviedad, pero no siempre es fija en televisión. Repasemos, la pareja Hoechlin-Tulloch demuestra gran química en pantalla, además de convencer con sus actuaciones individuales. Esto se extiende, felizmente, a los jóvenes actores que encarnan a los hijos del matrimonio, cada uno con su personalidad y conflictos particulares a cuestas. Con todo, el desarrollo del núcleo familiar atravesando esa suerte de desarraigo obligado que representa el punto de partida narrativo, de un entorno a otro, nunca pierde credibilidad. Aún pese a las dificultades, de muy distinta índole, que se van presentando y forzando el verosímil.

Los roles secundarios, por su parte, están muy bien seleccionados; redundando en muy dignos aportes al conjunto. Los intérpretes de la disfuncional familia Cushing no desentonan en absoluto, con la talentosa Emmanuelle Chriqui en la piel de una Lana Lang que dista mucho de lo esperable. Dylan Wash lleva adelante el papel del General Sam Lane, autoridad militar del país del norte cuyos objetivos son ciertamente ambiguos, en una relación compleja cuando no tirante, tanto con su hija periodista como con su yerno. Finalmente, Adam Rayner compone a un convincente Morgan Edge, magnate empresarial que desembarca en la ciudad adoptiva de nuestro protagonista con inesperados propósitos.

Si te gusta lo que hacemos podes colaborar con nosotros a través de un cafecito haciendo click acá.

41 años, Licenciado en comunicación social. Comiquero por naturaleza, casi cinéfilo. Voraz lector, ocasional escritor.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Central Mutante