Buscanos en las redes sociales

Central Mutante ::.

Saturno: Análisis del policial de Pablo de Santis y Matías San Juan

Cómics

Saturno: Análisis del policial de Pablo de Santis y Matías San Juan

Cómo suele ocurrir con cada vuelta al ruedo de Fierro, esta vez sin subtítulos aunque informalmente se le agregue el -adecuado- calificativo ‘digital’, la cuarta encarnación acaecida en la web en el pandémico Septiembre 2020, no estuvo exenta de polémicas. Para muestra basta un botón; si a más de uno hizo ruido en su momento que la publicación haya estado directamente ligada al diario Página/12 durante los años del primer kirchnerismo, ahora aparece vinculada al multimedios oficialista El Destape, propiedad del periodista Roberto Navarro, aquel del ‘ganó Scioli’. Más allá o a pesar de que sus responsables aclaren que el vinculo entre ambos medios obedece a un carácter asociativo más que a una compra.

Nuevamente sin el gran Juan Sasturain al frente, retomó la posta Lautaro Ortiz, con la dirección editorial a cargo de Mariano Buscaglia. Así las cosas, centrándonos en lo que verdaderamente importa, la historieta, y con el medio cumpliendo un año de trabajo ininterrumpido, el balance editorial ha sido positivo. Por demás. Todo luce equilibrado en ella, desde la accesibilidad que su plataforma ofrece, hasta los contenidos, que incluyen tanto lo tradicional como lo experimental, con énfasis en el rescate de material clásico y jugosas notas de autor sobre distintas temáticas culturales. Incluso, se ha ampliado el listado de colaboradores, con muy buen tino a la hora de habilitar nombres.

De la totalidad de obras que debutaron en sus páginas virtuales durante los primeros meses, la que nos ocupa se encuentra entre lo más logrado, siendo el segundo trabajo conjunto del consagrado autor y guionista Pablo de Santis (Buenos Aires, 1963) y el joven artista Matías San Juan (Buenos Aires, 1985). Previamente, la dupla había gestado la fundamental El Castillo Rojo -todavía no recopilada en libro- para la tercera encarnación de la antología, cuando salía en formato papel y  con periodicidad trimestral. Saturno llegó al papel en Julio de este año través de Hotel de las Ideas y corresponde a la colección Las Series de Fierro, siendo un tomo de 72 páginas a color, en formato 24×17 cms.

Una vuelta a los noventas

Si hay algún tipo de constante que atraviesa la obra narrativa e historietística de De Santis, bien puede ser definida por una palabra, ingenio. Sus policiales son sumamente originales debido a que, desde el mismísimo punto de partida, transcurren, remiten más bien, a ámbitos específicos donde no es muy común encontrar historias del género. El enigma a develar se enriquece sobremanera con cada una de las ubicaciones pensadas, al margen de los elementos argumentales que uno sabe, va a encontrar irremediablemente en el relato.

La ambientación pensada en esta oportunidad remite a la Buenos Aires de los noventa, sin mayor precisión al respecto del año puntualmente transitado. No importa, hay sutiles referencias diseminadas aquí y allá como forma de contextualizar la acción. Saturno Drey, nuestro protagonista, es un decidido y taciturno redactor de la ficticia revista porteña policial Bang! Hombre cuarentón, suele recorrer las diferentes escenas de crímenes acompañado por el joven fotógrafo de ascendencia oriental Emilio Ogawa, cumpliendo  con las notas solicitadas por su exigente editora, la colorada Isabel. Hasta allí, el elenco de secundarios estable de la serie, compuesta por seis actos de 8 páginas, más un séptimo, dividido en dos entregas, que totalizan 16.

Crímenes de primera plana

El interesante episodio presentación, Un tren a punto de partir, trata sobre la misteriosa desaparición de Bramante, un dibujante de historieta que hizo equipo con Montanari, reo devenido en guionista. Sigue la lograda Los cinco amigos, trama vinculada al mundo del boxeo y una seguidilla de sospechosas muertes vinculadas a los socios de un emprendimiento gastronómico con una oscura venganza de larga data. El tercer capítulo, Muerte en el cine, encuentra al periodista siendo testigo forzado de un cruel asesinato, que lo obsesionará al punto de indagar los motivos detrás del mismo.

La atractiva cuarta parada del recorrido, El Biombo, utiliza un recurso narrativo muy caro al escriba, puesto que involucra cierta puesta teatral entre cuatro aficionados a la parapsicología, que pronto deviene en un deceso. ¿Homicidio o accidente? Eso deberá averiguar Saturno a pedido de un conocido suyo, el anticuario Jerónimo Lippi. Blanco y negro, la quinta trama, tiene que ver con el infaltable triángulo amoroso, esta vez vinculado al mundo de la música clásica, que determinó un viejo asesinato sin resolución. Otro caso infaltable es un buen misterio de cuarto cerrado; Hotel Regina lleva al periodista a investigar el último día en la vida de un conocido prestamista de la city porteña.

Para el final, Circo Mahoney, otra muestra del envidiable manejo del mundillo artístico al servicio de un guión. Con motivo de cumplirse el primer aniversario del irresuelto crimen cuya víctima fuese el famoso Mago Cristaldo, ocurrido en la propia arena circense después de una función, Isabel encomienda al columnista una nota conmemorativa que, de paso, intente arrojar luz sobre lo sucedido. A través del contacto de un expayaso de la troupe, Drey se adentrará en la actual parada del circo en cuestión, arriesgando mucho más de lo debido para determinar con precisión lo ocurrido hace un año. Una historia con giros realmente inesperados, hasta llegar a un gran final, repleto de sorpresas.

Menos es más

Brevedad más contundencia, las máximas elegidas por el equipo creativo a la hora de plasmar todos y cada uno de los unitarios que conforman la serie.

Esto se aplica para las tramas, que siguen un perfecto desarrollo lineal en lo meramente formal, introducción, nudo y desenlace; como en la construcción de los personajes, que van definiendo su forma de ser a través de reacciones a las diferentes situaciones que se presentan.

Enorme laburo de San Juan, con una línea despojada, minimalista casi, en el registro de la Bande Dessinée, que exhibe grandes recursos a la hora de retratar expresiones faciales y actitudes corporales, descollando además en la elaboración de los fondos y la urbanidad preponderante del contexto elegido. Simpleza y efectividad, se dan la mano en su trazo. Ojalá pronto tengamos una ‘segunda temporada’ de Saturno, con nuevas investigaciones periodísticas sobre crímenes.  Presentes y pasados.

Si te gusta lo que hacemos podes colaborar con nosotros a través de un cafecito haciendo click acá.

 

 

 

 

 

 

Continue Reading

41 años, Licenciado en comunicación social. Comiquero por naturaleza, casi cinéfilo. Voraz lector, ocasional escritor.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Central Mutante