Buscanos en las redes sociales

Central Mutante ::.

¿Quién mató a Sara?: entre el thriller y el culebrón

Series

¿Quién mató a Sara?: entre el thriller y el culebrón

Esta semana te contamos que esperar de esta mitad serie, mitad novelón.

Si algo distingue a Netflix por sobre todas las plataformas de streaming es la variedad de orígenes de sus producciones. Los subscriptores no solo tenemos acceso a series y películas norteamericanas, sino también a contenido cuyo idioma original es el belga, el francés, el islandés, el coreano, el hindi y por supuesto… el español. Hoy nos ocuparemos de una serie mexicana que está haciendo bastante ruido en las redes.

 

EL CONDE DE MONTERREY

Alex Guzmán (Manolo Cardona) se ha pasado los últimos 18 años en prisión, acusado del asesinato de su propia hermana, Sara (Ximena Lamadrid). Por su buena conducta, ha conseguido la reducción de su condena original de 30 años y cuando logra salir en libertad condicional, lo único que tiene en mente es vengarse de quienes lo encarcelaron, la familia Lazcano. De adolescentes, Rodolfo Lazcano (Andres Baida), José María «Chema» Lazcano (Eugenio Siller) y Alex eran mejores amigos. Sara estaba de novia con Rodolfo y todos pasaban mucho tiempo en las propiedades de los Lazcano, pero tras la muerte de la joven en un confuso episodio y el encarcelamiento de su hermano, el odio se interpuso entre todos. Odio que Alex focaliza principalmente en Rodolfo y en su padre, César (Ginés García Millán). El muchacho ha tenido tiempo mas que suficiente para planear un intricado plan y merced a los recursos proporcionados por otro preso, apenas se encuentra en libertad se pone manos a la obra. Sin embargo, Alex descubrirá que no todo es tan simple: indagando en el pasado comprenderá que había mas de una persona que podía querer eliminar a su hermana y la mayoría tuvo la oportunidad para lograrlo.

La primera temporada de la serie consta de 10 episodios de unos 40 minutos de duración en promedio, a lo largo de los cuales se irá planteando el misterio principal a la par que se van desarrollando algunas historias secundarias: los desesperados intentos de Chema por obtener algún reconocimiento de su padre, que lo desprecia por ser homosexual; el fanatismo religioso impregnado de hipocresía de la matriarca del Clan Lascano, Mariana (Claudia Ramírez), la accidentada aventura romántica entre Alex y la hija de su enemigo, Sofía (Ana Lucía Domínguez) y por supuesto, los turbios negocios de la familia.

Sin ser un dechado de originalidad, la trama está lo suficientemente bien llevada como para mantener alto el interés del espectador. Hay algunos puntos realmente poco creíbles, como cuando una de las protagonistas es acogida en una casa ajena y no tiene mejor idea que ponerse a hurgar y al encontrar unas cintas, las reproduce… lo que además de ser un completo sin sentido, fuerza una parte importante del guion en una dirección que podría haberse tomado de una forma más natural y creíble. También hay una relación entre una chica heterosexual y una pareja gay masculina que parece directamente extraída de Sense8 (2015 – 2018), sin que los guionistas se esfuercen demasiado en disimularlo.

 

Y AL FIN DE CUENTAS, ¿QUE?

Las actuaciones son lo suficientemente buenas como para aportarle a la trama la credibilidad que a menudo le restan algunas situaciones del guion, pero el fuerte es el ritmo, que nos mantiene pegados a la pantalla y nos hace pasar por alto algún que otro punto flojo. Se podría decir que la serie reúne lo mejor de dos mundos: el culebrón en el que todos se acuestan con todos y el más puro thriller para lograr un producto que no será lo mejor que viste este año, pero te hará pasar un rato entretenido. Y el final, si bien responde a la pregunta del título, deja otras tantas dudas… dudas que deberán ser respondidas el 19 de mayo, fecha en la que llegará su segunda temporada.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media