Buscanos en las redes sociales

Central Mutante ::.

Druk (Another round) de Thomas Vinterberg

CINE

Druk (Another round) de Thomas Vinterberg

Cristian Oliva reseña el exitoso film protagonizado por Mads Mikkelsen

Another Round (Druk, Dinamarca-Suecia-Países Bajos/2020. Dirección: Thomas Vinterberg. Elenco: Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Lars Ranthe, Magnus Millang y Maria Bonnevie. Duración: 116 minutos.

¡Qué hermosa dupla de la Vinterberg y Mads Mikkelsen! Director y actor coincidieron en la excelsa The Hunt y ahora repiten trabajo en Druk, película algo más modesta, pero que viene cosechando muy buenas críticas (sobre todos tras su paso por festivales).

Tan bien le fue que muchos aventurados la están colocando a la altura de “Parasite” (Bong Joon-ho) como una firme candidata para repetir Oscar a mejor película por partida doble: como extranjera (es una producción danesa) y en la categoría principal. Creo que es demasiado para “Druk”, también conocida como Another round, pero es un filme redondo por donde se lo mire.

A Vinterberg le interesa siempre indagar en torno a la propia condición humana y en Druk lo hace nuevamente utilizando como herramienta narrativa el consumo de alcohol desmedido. Es un filme muy humano (y por eso empático) y sin embargo demasiado profundo. Ese es quizás el mayor de sus meritos, es de los films del director uno de los más fáciles de ver pero contrariamente difícil de digerir.

Cuatro amigos profesores de secundaria agobiados por la propia rutina, el paso del tiempo y la falta total de motivaciones deciden salir del letargo poniendo en práctica la teoría de un psicólogo noruego. La misma afirma que el hombre desde su nacimiento carga con un déficit en el nivel de alcohol en sangre (un 0.05 para ser específicos) lo que desencadena, desde el vamos, una actitud frente a la vida un tanto apagada. ¿Pero qué pasa si uno compensa ese faltante?

Así, con un rigor científico admirable, emprenden el desafío/experimento de mantener el nivel de alcohol en sangre y ver qué pasa con sus, hasta entonces, estáticas vidas. Los resultados si bien son alentadores en un principio (hay parejas que vuelven a encontrarse y cierta revitalización laboral) comienzan a salirse de control tras variaciones en el experimento.

La película comienza con aires a comedia independiente para volcarse al drama de manera gradual. Decía párrafos atrás que es una historia demasiado humana y esto encuentra su fundamento en el tratamiento del alcoholismo como uno de los males que más aqueja al mundo. Muchas veces subestimado, de hecho el tono de comedia también tiene que ver con eso, de cómo el mundo normaliza la situación y en muchos casos lo toma como algo gracioso.

Vinterberg se acerca a este fenómeno social quitándole solemnidad pero analizando de cierta forma porque la sociedad depende tanto de esa sustancia. ¿En qué momento pasa de ser un móvil para la desinhibición a transformarse en una droga destructiva? Con un tono ligero el director construye a partir de interrogantes sin caer en explicaciones demagógicas.

Si bien los cuatro amigos tienen mucho que decir el film se centra en la figura de Martin, el profesor de historia, interpretado por ese increíble actor que es Mads Mikkelsen.

Gran merito del mismo es presentar un personaje contenido pero lleno de matices. El experimento de alguna manera comienza tras un quiebre emocional en un restaurante del personaje. Es admirable como Mikkelsen con apenas algunas expresiones consigue transmitir todo el sufrimiento del personaje. Es una de sus mejores interpretaciones.

Druk es una excepcional pieza, una película que habla de fantasmas e infiernos personales. Personajes rotos, personajes presos que acarician por momentos la libertad (prueba de ello es la escena de baile del propio Mikkelsen).

Su título reza que es periodista, casi un 007, pero es lo de menos. Lo verdaderamente importante es que todavía sueña con lo que va a ser cuando sea grande.

Comentar

Más en CINE

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media