Buscanos en las redes sociales

Central Mutante ::.

Ciudad Invisible: Brazilian Gods

Series

Ciudad Invisible: Brazilian Gods

Hoy toca analizar un policial fantástico de origen carioca que se defiende muy bien y se gana un lugar en nuestra lista de «series entretenidas»

Ciudad Invisible (Cidade Invisível) es una nueva producción brasilera que llegó a la pantalla de Netflix el 5 de febrero de este año. Se trata de la primera obra con actores reales de Carlos Saldanha, un director que ha intervenido en películas de animación, como Río (2011) o La era del hielo (2002).

La serie sigue la historia de Eric (Marco Pigossi). Eric es un miembro de la policía medioambiental brasilera, que ha estado un tiempo ausente tras sufrir una tragedia familiar. De regreso a sus funciones, encuentra un delfín rosa muerto en la playa y al tratar de llevarlo a la morgue veterinaria se producen una serie de hechos que lo llevarán a descubrir que las criaturas que siempre ha considerado fantásticas son reales y conviven con los humanos, ocultas de nuestra vista. Este universo subterráneo, la ciudad invisible que da título a la serie, hunde sus raíces en la mitología carioca y está fuertemente ligada a su pasado.

Además de Pigossi, forman parte del reparto Jessica Córes (Verdades secretas), Fábio Lago (Tropa de élite), Manuela Dieguez y Víctor Sparapane (Jesús), entre otros. La dirección corre por cuenta de Luis Carone y Julia Jordão y tiene a Mirna Nogueira como guionista principal.

 

LOS PROPIOS DIOSES

La estructura de Ciudad Invisible remite un poco a la adaptación que Starz lleva haciendo desde 2017 de la novela de Neil Gaiman American Gods (2001). Aunque más no sea porque, al igual de aquella, suele comenzar cada episodio con una teatralización en la que se explica el origen de alguno de los personajes mitológicos que la pueblan. Así sabremos quiénes son y de dónde vienen Curupira (Fabio Lago), el guardián de la selva de la melena de fuego; Saci (Wesley Guimarães), la traviesa criatura que domina el viento o la poderosa Cuca (Alessandra Negrini), jefa y protectora de los seres sobrenaturales, entre otros.

El guión conserva la estructura del policial con tintes sobrenaturales, pero también es una parábola bastante transparente sobre la destrucción de las costumbres y los pueblos originarios. Eso es otro punto en común con American Gods: en el universo de la serie, el progreso ha ido arrinconando a las antiguas criaturas. Algunas han logrado adaptarse, integrándose exitosamente con el mundo moderno, mientras que otros se han convertido en una sombra de sí mismos, olvidados de su poder y de su verdadera esencia. Pero cuando es la selva misma la que peligra, sus guardianes se alzaran para defenderla. Es la lucha del indígena contra el hombre blanco.

Las actuaciones son correctas, el ritmo narrativo está bien balanceado, con los flashback necesarios para revelar el pasado de Eric correctamente integrados en la trama. Los efectos especiales, apartado que puede echar por tierra una obra como esta, están a la altura de las circunstancias.

 

AINDA MAIS

En sus escasos siete episodios se cierra correctamente el arco argumental, aunque queden algunos cabos sueltos, suficiente como para que Netflix pueda continuar con esta historia o mejor aún, generar nuevas a partir del rico folclore brasilero.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media