Buscanos en las redes sociales

Central Mutante ::.

Vampiros, infancia y algo más

Cómics

Vampiros, infancia y algo más

Guido Barsi reseña “Una de vampiros” de Agustín Paillet editada por Maten al Mensajero

Una de Maten al Mensajero

No es ninguna novedad que la editorial Maten al Mensajero saque alguna sorpresa de autores noveles, ya lo hizo con Javier Velasco y su “La Barranca de la Muerte y Otras Historias“, distintas antologías y libros que escapan a la historieta. Acá repite lo mismo y nos publica la primera obra de Agustín Paillet, un autor vinculado a la ilustración y a la animación.

En su prólogo, la historia nos presenta a dos pequeños amigos que, antes de salir a escena, se dan ánimos mutuamente para convencerse de que pueden interpretar a sus personajes de vampiros. Es tal el empujón anímico que terminan convertidos o creyendo que son uno en sus vidas “normales”.

Una de… ¿Argentina?

Ya sea que en verdad se creen vampiros o es una prolongada ilusión de la obra teatral, se nos irán presentando distintos episodios de estos dos pequeños: el ir a buscar caramelos en la noche de Halloween, mandar cartas para el día de San Valentín, ir a un recital de guerra de bandas, entre otras situaciones. Mmm… un momento, ¿eso no suena demasiado al norte? Pues sí, toda la historia y sus personajes, aunque hablen de vos y tengan nombres locales, suena a como un capítulo de una serie animada yanqui, ayudado también a una presentación gráfica que no puede dejar de lado sus raíces animadas. ¿Esto nos impide disfrutar de la obra? Para nada, pero si nos deja el sabor a que estamos leyendo la adaptación en historieta de una serie animada yanqui, con todos los pro y contra que podría tener esto.

Una de la historia

Dejando de lado por un momento esta característica, estamos ante un guion muy entretenido que funciona muy bien por el ritmo narrativo y diálogos llevaderos. Podrías ser que la falta de localización o que los personajes lleven una capa todo el tiempo atente contra el realismo y dinamismo de la historia, pero no, todas las situaciones suenan creíbles y reales, bien llevadas a través del dialogo para que, a pesar de la abundancia y dependencia del texto, entretenga y enganche. Lo mismo con las situaciones que se van desarrollando, se las explota correctamente, sin llegar a extenderlas demasiado evitando que dejen de ser interesantes.

El guion está bien abocado a entretenernos y aprovechar a sus personajes. Cada capítulo se desarrolla muy bien, hay abundancia de diálogos y de situaciones, pero nunca las sentimos explotadas en exceso sino bien llevadas y equilibradas. Si se extraña que no la misma no cunete con una trama de fondo que se vaya construyendo a medida que se presentan estás situaciones especiales que da pie a cada capítulo, algo que nos permita conocer aun más de estos peculiares personajes más allá de sus sentimientos o alguna que otra característica/atributo de estos.

Una del dibujo

El arte de Agustín es perfecto para esta propuesta, su estética de tinte rojo le agrega un toque ideal para hacerla llamativa, para rematarlo con una línea grafica que bien podría ser la unión visual de “Gravity Falls” y “Scott Pilgrim”, especialmente en el segundo cuando vemos la caracterización de sus personajes y del primero cuando vemos la cantidad de viñetas, el tamaño de estás y el gran espacio entre viñetas (las llamadas “calles”) nos recuerdan al comic de la serie animada.

Esto último esconde un poco al dibujo y le quitan la posibilidad de lucirse un poco más a los ojos del lector. Sumado a la combinación del tinte rojo con una línea de dibujo en lápiz es un buen contraste e interesante pero no sé si es acertada para la edición que termina apagándolo y tapando el dibujo, tal vez otro papel para esta edición hubiese sido más correcto.

El ritmo que imprime el dibujo con los pequeños cuadros, la falta de pausas y las expresiones correctas potencian el fuerte de la historia que son sus diálogos. Si en el guion podíamos ver lo bien que manejaba el recurso del tiempo su autor, en el dibujo no hacemos más que confirmarlo. La unión entre diálogos rápidos y sencillos con viñetas cortas, casi de primeros planos sin pausas, potencian todo lo que es necesario para que el lector navegue a través de cada página sin detenerse ni por un segundo.

Una de Vampiros

Estamos ante un libro entretenido, de lectura rápida y agradable, ideal para despejarse un rato. Hay una sensación constante estar viendo una adaptación a una serie animada, y de la cual no tenemos toda la temporada completa, que le juega un poco en contra para involucrarnos más en la trama.

Nada de eso le quita el buen rato que pasamos con su lectura y con sus personajes tan peculiares que se dejan querer.

 

Continue Reading
Publicidad
Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media