Buscanos en las redes sociales

Central Mutante ::.

Homenaje al guionista: Charla inédita con Enrique Barreiro

Cómics

Homenaje al guionista: Charla inédita con Enrique Barreiro

Durante la edición 2018 de Crack Bang Boom tuvo lugar la presentación del segundo libro de Rip Van Hellsing, editado por Términus Libros, ocasión que aprovechamos para dialogar con el guionista Enrique Barreiro (Buenos Aires, 1964) sobre varias obras. Al cumplirse un mes de su prematuro fallecimiento, reproducimos aquella entrevista a modo de homenaje

Durante la edición 2018 de Crack Bang Boom tuvo lugar la presentación del segundo libro de Rip Van Hellsing, editado por Términus Libros, ocasión  que aprovechamos para dialogar con el guionista Enrique Barreiro (Buenos Aires, 1964) sobre varias obras. Al cumplirse un mes de su prematuro fallecimiento, reproducimos aquella entrevista a modo de homenaje. Un extenso ‘mano a mano’ con el hermano menor del célebre Loco, con el que compartió profesión y pasión por la historieta, a continuación.

 

-Octava edición de la convención, en la que se presenta el segundo tomo nacional de Rip Van Hellsing: Armaggedon. Supongo que es una gran alegría, ¿no?

 -Sí, seguro. Porque es un plot, de los muchos que dejó Ricardo, que retomamos.

 -¿Tenés idea de que año data?

 -Y no sé, ignoro de qué año sería. Porque dejó muchas cosas él. Pero este, particularmente, era uno que estaba muy bueno. Lo desarrollamos, con mi amigo y co-guionista Hernán Ferrúa y se lo ofrecimos a la gente de la editorial italiana Aurea. Se publicó allá, semanalmente, en entregas de doce páginas, lo que eran episodios autoconclusivos de cuarenta y ocho páginas. Después se compilaban, como hicimos acá. Hay todavía material como para sacar un tercer libro, no sé si lo sacaremos, pero bueno, ahora estamos acá con el libro dos. Calentito, todavía, recién salido de imprenta. Y estamos muy contentos, porque los trabajos que hacía Ricardo eran excelentes todos. Nosotros lo desarrollamos con todo el amor y salió una serie muy armada, bien estructurada.

-Con una identidad visual muy distintiva.

 -Ni hablar. Dimos con el dibujante que era justo para este proyecto, Enrique Santana. Se complementó a la perfección con nosotros y ahí está el resultado. Pasa que además de los ocho episodios autoconclusivos de cuarenta y ocho páginas, presentados a razón de doce semanales, también sacábamos unitarios de ocho páginas. Estas historias eran prácticamente toda acción, casi sin textos, pero con una especie de chiste sobre cada final. Estos episodios son los que nos abrieron la puerta acá, para tener un espacio en la revista Términus. Así entramos, dando a conocer el personaje. Y como tuvo muy buena acogida por parte de los lectores, Bruno Chiroleu nos ofreció sacar el libro, mostrando todo ese otro material que te decía.

-Siendo, además, el puntapié inicial de la refundación de la editorial. El tomo uno, digo.

 -Claro. Tuvimos el honor de ser el primer libro de la editorial. Nos dieron esa responsabilidad y la cumplimos con creces, creo. Fijate que ya la primera edición está agotada, hubo que hacer otra tirada. Contentos con eso, entonces. Aunque tuvimos que correr contrareloj para tener el segundo tomo a tiempo para esta Crack Bang Boom. Pero llegamos, ya está acá (risas).

-Cuando redacté la crítica del primer volumen, destaqué que me parecía que la serie podía llegar a gustarle tanto a un público habituado a la vieja historieta de aventura, como a la nueva generación que por ahí proviene de otro palo, las consolas de videogames, el cine o la animación. Por la fuerte impronta gráfica que tiene, fundamentalmente. ¿Esto fue algo pensado?

 -Nosotros tratamos de captar ambos públicos. Pasa que, por un lado, yo me crié con la historieta europea, me encantaba. Eran tramas que por ahí tenían mucho texto, mucho guión. Pero por otro lado, ahora la realidad es que todo es mucho más visual, los pibes no te leen un tramo de texto largo ni en pedo. Entonces había que entrar a caballito de eso. Además, hay mucho trabajo que por ahí no se ve en Rip, pero nosotros nos documentamos muchísimo. Hay partes que transcurren en otros países, y los lugares son reales, existen. Yo entraba en el Google Maps y buscaba, las calles y alturas coinciden (risas).

-Te pregunto por otros trabajos tuyos. Primero, uno que salió publicado parcialmente en otra antología rosarina, la revista Quimera, de Rabdomantes Ediciones, El Mago. Era muy original la idea y ambientación. ¿Qué podés contarnos de esa obra?

 -Sí, eso lo hicimos con Hernán, también. Estaba muy bueno el arte, del dibujante mendocino Sergio Tarquini, que casualmente me acabo de cruzar y saludar, recién. Eso salió originalmente en Italia, son como ocho episodios, más o menos. Acá salieron poquitos capítulos, en Quimera, de Rabdomantes. A ellos también la gratitud, por abrirnos el espacio para mostrarla. Transcurría en Buenos Aires, por la década del veinte, llegaron a aparecer Carlos Gardel y Jorge Newbery como personajes secundarios. Hay una aparición de Harry Houdini, que junto al protagonista habían sido discípulos del mismo maestro y el Mago como que lo bardea, por traicionarlo (risas). Hay un enfrentamiento entre ellos dos, muy interesante. La época histórica era muy rica en posibilidades. Este fue uno de los primeros trabajos de Sergio, incluso. A partir de que él va estirando la mano, se observa como se va soltando y la historia empieza a ganar, creciendo desde lo gráfico. Estaría bueno en algún momento hacer una recopilación de El Mago. Veremos, lo charlaremos con los editores para determinar si hay posibilidades o no.

-La otra serie salió en Fierro, durante su segunda época, Los Horneros. ¿Puede ser que haya quedado inconclusa?

 -Esa historieta es una asignatura pendiente para nosotros, con dibujos de Beto Lorenzo, que en su momento fue ayudante de Francisco Solano López. Tuvimos problemas con la gente de la revista. Reconozco de nuestra parte que hubo atrasos en las entregas, por temas del dibujante, que también estaba con otros proyectos. Pero, por otro lado, ellos nos colgaban mal. En vez de salir mensualmente, nos sacaban cada cuatro meses y la gente se olvidaba qué había pasado en el capítulo anterior, se perdía mucho, era desgastante. Tuvimos un intercambio de palabras con el director de arte y terminó todo muy mal. Quedó inconclusa, pese a tener los guiones listos nosotros. Encima, justo cuándo venía la mejor parte. Porque era una distopía, cuyo punto de quiebre era el asesinato de Juan D. Perón por un francotirador del servicio secreto de EE.UU. en el año 1945, durante un acto oficial que realmente ocurrió, en el edificio de la C.G.T. por la conmemoración del día del trabajador. Por miedo de que el país se uniera al Eje, lo matan. A partir de ahí, cambia la historia. Hay una Buenos Aires ocupada militarmente por Alemania, que no pierde la Segunda Guerra Mundial. Toda la trama transcurre en el año 1964 y la resistencia, con ribetes medio místicos, eran Los Horneros, pájaros trabajadores. Los líderes son doce, eran un grupo de gente que estaba en la plaza y logran escapar, llevándose el cadáver del entonces Coronel Perón con ellos. Un albañil, un cabo, una secretaria, un sereno, gente de a pie, que hacen un pacto entre ellos y encabezan el grupo de rebeldes, hasta lograr eventualmente, la reconquista de Buenos Aires. Una pena, verdaderamente, que no haya podido seguir, era una muy buena historia.

  -¿Algún otro proyecto del que me quieras contar?

 -Tenemos varios. Ahora estamos viendo la posibilidad de publicar otra serie, también sobre una idea de Ricardo. El Samurai, con dibujos de Edu Molina, eso salió originalmente en Italia, a color. Es un trabajo excelente, que transcurre en el Japón antiguo. Hace ya un tiempo también que estamos muy enganchados, con muchas ganas, junto con las hijas de Juan Zanotto y en tratativas con una editorial nacional, para recuperar Bárbara. Si Dios quiere, en 2019 se republicaría. Hay que esperar, pero está todo encaminado para que se concrete.

-Con esto me doy por hecho, mil gracias.

 -No, por favor. Y te agradezco la crítica que hiciste del primer libro de Rip, fue excelente.

-Bueno, gracias.

Continue Reading
Publicidad
También te puede interesar...

40 años, Licenciado en comunicación social. Comiquero por naturaleza, casi cinéfilo. Voraz lector, ocasional escritor.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media