Buscanos en las redes sociales

Central Mutante ::.

Riverdale Archives and Secret Files: Archie Comics

Cómics

Riverdale Archives and Secret Files: Archie Comics

A raíz del éxito de la serie Riverdale de Netflix, Manuel Gracia Muro preparó una retrospectiva acerca de Archie Comics, una suerte de marca cultural estadounidense que ha llegado a muchísimos lugares y productos tanto adolescentes como infantiles.

A raíz del éxito de la serie Riverdale de Netflix,  creí necesario armar una especie de guía, o retrospectiva, para los que aún no le dan una oportunidad a la serie, o le han dado, pero no han querido investigar la enorme trascendencia de los personajes más allá de ésta, y es que Archie Comics es un marca cultural estadounidense que ha abarcado y llegado a muchísimos lugares y productos, tanto adolescentes como más infantiles.  En esta nota decidí centrarme en  las dos producciones más conocidas, la historieta que publicaron diversas editoriales mexicanas, y aquí también la revista Billiken de Editorial Atlántida, y la serie de Filmation que se emitió de 1968 a 1969 en tierras norteamericanas, con un total de 17 episodios.

Archie Comics: De Mickey Rooney a Mark Waid

Nuestra historia comienza en el año 1941. Pep Comics de la editorial MLJ Comics en su número 22 presento a Archibald Andrews, mejor conocido como Archie, quien un año después conseguiría su propia revista. La creación del personaje, que corrió a cargo del editor John L Goldwater, del artista Bob Montana y el escritor Vic Bloom, tuvo que ver con la intención de atraer fans  de las películas del personaje de Andy Hardy, protagonizadas por Mickey Rooney, un personaje adolescente de la época.

La idea central de Archie era tener a un chico común y corriente, un adolescente que se metía en situaciones que cualquiera de su edad podría experimentar, por ser reconocibles, simples, optimistas y con buen humor. Si pensamos en el ámbito en el que se inicio la historia, esto es la postguerra estadounidense y la aparición del Comics Code Authority (ya escribiré detallado sobre esta época); podemos darnos cuenta que  los comics de Archie no eran para adolescentes puros, sino para niños con interés en su siguiente etapa, mostrada como una eterna infancia, con niños y niñas más mezclados,  amor simple, sin problemas hormonales, ni dudas existenciales, ni corazones rotos y momentos dolorosos, solo jerga y diversión continua intentando no caer demasiado en la fiscalización paterna y/o adulta. Se trataba,  en la mayoría de las veces, de explotar  las modas, costumbres y estéticas de la época, siempre hablando de su país de origen.

Los personajes ya son reconocidos, pero nombrémoslos para hacer memoria: Archie Andrews (Gómez en la traducción) el protagonista, Betty  Cooper (Rosas) la adorable vecina y mejor amiga del protagonista (de cabello rubio y que, obviamente, está enamorada del mismo), y más tarde aparecerá un componente fundamental, Verónica  Lodge (Del Valle) la adinerada amiga de la pandilla, quien conformará el triangulo amoroso. Jughead  Jones (Torombolo) el mejor amigo del protagonista, el rival, Reggie Mantle (Carlos Marín) con las mismas características de Archie, pero con la falta de humildad que caracteriza al protagonista, y después los otros clichés,  Dilton Doiley, el nerd inventor, Moose Mason (Gorilón) el bravucón y jugador estrella de la Secundaria Riverdale, Ethel Muggs (Esther) quien está enamorada de Torombolo, ganándose su corazón con su comida casera, y los adultos más importantes de la trama, la señorita Geraldine Grundy (Canuta) la profesora de la pandilla, y  el director Weatherbee (Aristeo Paz, o Sr Paz).

Estos comics tuvieron una composición única de dos historias largas de 5/6 páginas y gags y chistes cortos de una, o media página. La continuidad estaba prohibida, o era menor, la narrativa era algo burda y estática, esto sucedió hasta 2015, pero hubo excepciones, como siempre, y personas que intentaron cambiar cosas, a pesar del escaso lugar para la creatividad.

Empecemos con  el artista Dan DeCarlo que modernizo a Archie desde los años 50, con estilos joviales y más fluidos, co-creando personajes del universo de la revista como Sabrina La Bruja Adolescente (Sabrina, The Teenage Witch)  y,  mi serie favorita de esta editorial, Josie y sus Gatimelodicas (Josie and The Pussycats).  Sigamos con Bob Montana, creador original de Archie,  quien, encargándose de su tira diaria con un humor siniestro y con los mejores dibujos que se han visto en los más de 75 años de la marca. Concluyamos con algunos nombres más,  Bob Bolling, quien  dibujo las historias de Archie niño, para muchos superiores a las del personaje normal,  Sam Schwartz, Harrey Lucey, quien heredero el trabajo de DeCarlo en los ’70,  y Frank Doyle, el guionista con más guiones de Archie en su historia. Obviamente, como ocurría en esa época, el editor y dueño de Archie Comics, John L Goldwater, se adjudico todas las ideas de la editorial como propias, llevando a los verdaderos creadores a pelear durante años el reconocimiento de sus obras.

A partir de 2007, con la muerte de Goldwater, Archie Comics decide actualizarse y reformular sus historias. En 2010 salió “Life with Archie” que exploraba futuros alternativos con el personaje, luego, en 2013, salió “After With Archie” donde los protagonistas se enfrentaban a zombies, monstruos, etc.,  esto llevó a una secuela con Sabrina, y es una de las inspiraciones de la serie que Netflix transmite desde 2017.  El último lanzamiento es de 2015, con Mark Waid en los guiones, rompiendo la cuarta pared, planteando continuidades, mostrando historias adolescentes más reales, entre otras cosas. A esta renovación se han sumado Sabrina y Josie and The Pussycats. Estas últimas historias las edita en español la editorial Norma.

La serie de Filmation: Sugar Tututu ???

A grandes rasgos, la serie animada The Archie Show (El Show de Archie o Archie y sus amigos, como se las conoció por estos lares) es una adaptación de lo que veíamos en las viñetas, no había muchas cosas en donde la empresa moralista pudiera meter mano y cambiar puntos importantes. Sin embargo hubo ciertos cambios menores…muy menores.  Para empezar, como era de esperar, el casting se reduce a Archie, Betty, Veronica, Reggie y Torombolo (personajes menores aparecen, pero muy casualmente). Se incluyen números musicales entre medio de los dos segmentos que componen cada episodio, en donde se supone que enseñan pasos de baile para bailar las canciones que suenan. Esta bizarreada psicodélica, es lo más original y memorable de la serie, y fue lo por lo que la misma tuvo un enorme éxito que posibilito las continuaciones a lo largo de las siguientes décadas. Extrañamente, la canción más memorable y famosa, es decir “Sugar, Sugar”  no apareció en esta serie, sino que fue estrenada casi al final de la misma, es decir, en Marzo de 1969 (la serie se trasmitió de septiembre de 1968 a Agosto de 1969). La gran pregunta que se deben estar haciendo, ¿Vale la pena revisar Archie animado y ver como envejeció?  Diría que si la idea es recordar algo de esto, yo buscaría las canciones, los números musicales, también es divertido ver los estereotipos adolescentes identificables, que luego aprovecharon series de Hanna-Barbera como Scooby Doo,  por lo demás,  nada nuevo, solo animación repetitiva y estática.

Continue Reading
Publicidad
Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media