Buscanos en las redes sociales

Una serie para adolescentes del viejo y nuevo milenio: Daria

Series

Una serie para adolescentes del viejo y nuevo milenio: Daria

Manuel García Muro repasa los puntos más brillantes de Daria, icónica serie de fines de los 90s y emblema de la cadena de televisión MTV.

Daria es una serie que se trasmitió por la cadena MTV, desde los años 1997 hasta el año 2001, contabilizando 5 temporadas de 13 episodios, haciendo un total de 65. Además, un especial, y dos películas, una que sirve de puente entre la cuarta y quinta temporada, y otra que cuenta el final de la serie.

En esta breve reseña, a modo de recuerdo, se piensa rememorar los puntos más brillantes que tenía dicha serie, los menos brillantes y como se fue desarrollando la misma en distintos temas que, hoy en día, siguen estando en boca de la sociedad a nivel mundial. Empezaremos esta parte con las primeras tres temporadas, que establecen las bases de lo que sigue en la serie, para concluirla en la parte siguiente, donde ya hablaremos de las películas, el especial y las dos temporadas restantes.

Daria y yo. Como conocí la serie

Primero es necesario realizar un pequeño recuerdo personal sobre esta serie.  A decir verdad, yo conocí esta serie a la edad de 11 años, cuando mi hermana la veía un día por la tarde, recuerdo que lo más llamativo de la misma me pareció la idea de llevar una mochila liviana a la escuela, como se veía que Daria llevaba, y no un armatoste como él que yo llevaba, por lo cual, el siempre primer recuerdo que se viene a la mente de esta serie es el hecho de que nuestras escuelas no contengan casilleros personales, donde cada uno pueda dejar o retirar a gusto sus útiles y libros escolares. Esta breve anécdota personal es para introducir el porqué esta serie es exclusivamente para adolescentes, ya que mi hermana, de 15 años, seguramente no se fijaría tanto en eso, sino en los problemas que la serie planteaba, su manera de abordarlos y las conclusiones a las que llegaba. Vale esta decir que, a pesar de que quizás algunos hoy revean la serie, lo cual está bien para mirarlo desde otra perspectiva, no es para adultos tampoco, ya que se toma en serio esos conflictos que aborda, al menos la mayor parte del tiempo, y siempre trata de poner la óptica de cómo un adolescente abordaría esos conflictos, con sus inseguridades, dudas, planteos, etc.

Los personajes y sus relaciones

 

  1. Daria Morgendorffer: La protagonista, una adolescente de 15 años, “inadaptada”, sarcástica, cínica, brutalmente honesta e inteligente, de aparente baja autoestima.
  2. Quinn Morgendorffer: De 14 años, es la hermana, y principal “némesis”, de nuestra protagonista, por representar casi todo lo opuesto de la misma (alegre, divertida, popular y atractiva para sus compañeros/as de clase).
  3. Jake y Helen Morgendorffer: Padres de Daria y Quinn,quienes buscan la manera de poner orden tanto en la vida familiar, como en su vida misma.
  4. Jane Lane: La mejor amiga de Daria, Jane Lane, que Daria conoce en un curso de autoestima.  Quiere ser artista y, durante el transcurso de la serie, realiza varias pinturas y obras inusuales.
  5. Trent Lane: Hermano de Jane, Tiene una banda llamada “Mística Espiral”, y aspira a ser músico. Es el primer, e imposible, amor de Daria.
  6. Kevin y Britanny: Kevin es el capitán del equipo de futbol americano, Britanny es la líder de las animadoras. Son pareja, ambos son populares, pero odiados por los maestros al no mostrar interés en las clases.
  7. Michael Jordan “Mack” Mckenzie y Jodie Landon: Jodie es inteligente como Daría, pero socialmente activa, su novio Mack es también jugador de fútbol americano, pero es más sensato y responsable.
  8. Charles “Chuck” Ruttheimer: Seductor y acosador. Es un personaje cómico más que nada, pero también es inteligente y aplicado. Su ronroneo es una de sus características.

    Los Maestros

  9.  Timothy O’Neil (Literatura y Poesía) .

  10. Anthony DeMartino (Historia).

  11. Janet Barch (Biología).

  12. Dianne Bennet (Economía).

  13. Claire Defoe (Arte).

  14. Ángela Li (Directora). 

 

Los episodios y el análisis de los temas generales

1° temporada: Lawndale inside. Los personajes

Al empezar la serie con la mudanza de la familia de Daria a Lawndale, uno de los primeros puntos es la adaptación de ésta al nuevo entorno y, obviamente, su autoestima, donde conoce a Jane Lane, quien es la primer, y única, amiga que hace por decisión propia, ya que es igual a ella en cinismo, ingenio y sarcasmo, pero es más adaptada y saliente que nuestra protagonista. A partir de allí, los episodios empiezan a meterse en temas tan simples como el ingreso a la universidad, la critica a los centros comerciales de consumo masivo (cuando recién afloraban en la sociedad) como complejos, que encontramos en episodios como “This Year’s Model” (La modelo del año, en Latinoamérica) donde se critica al modelaje y su forma de cosificar a las personas, especialmente a mujeres, otro muy bueno y sutil es “Pinch Sitter” (Cuidado con la niñera) donde se ve la auto-imposición y enajenación. Cierran la temporada episodios donde se critica las operaciones de cambio de apariencia (“Too Cute”), un gran capítulo donde Daría empieza a acercarse a Trent, quién será su principal interés amoroso en estas primeras tres temporadas, en un viaje fallido a un festival de rock (“Road Worrier”) y cierra con un capítulo donde se plantea como reaccionar ante una muerte de alguien desagradable, pero una desgracia al fin, un capitulo bastante interesante debo decir. Queda más que claro, que en esta primera temporada se presenta al casting de la serie, pero para las bases de las relaciones y conflictos, vamos a la segunda temporada.

2° Temporada: Complejidades, Desarrollo  y relaciones

La segunda temporada arranca con tres temas tratados en un mismo episodio, la censura, los trastornos alimenticios y la “Normalidad” impuesta por la sociedad mundial al tema del “cuerpo perfecto”, basta decir que “Art ‘N Class” (Arte y Descarte en Latino) es uno de los mejores capítulos de toda la serie. En el siguiente capítulo, donde la escuela realiza una excursión a un campamento militar, se da el inicio de una de las relaciones de maestros que se va a ir desarrollando durante el resto de la serie, la del Sr. O’Neil y la Sr Barch, seguimos con “Quinn la cerebrito”  donde se empieza a abordar de una manera brillante el conflicto de este personaje, que, además de este episodio en específico, se empieza a ver su diferenciación con el resto de personajes del Club de Modas (injustamente obviado en el apartado especifico), especialmente con su presidenta Sandi Griffin, uno de los mejores desarrollos de la serie en mi opinión, a pesar de sus altibajos, pero ya voy a hablar de eso en la segunda parte.

La temporada no para, ya que sigue  “I Don’t”, donde Daria, de alguna manera, conoce a su tía Amy, ya que empieza a verla como modelo a seguir y consejera.  Luego siguen episodios variados, pero que no dejan de ser buenos, uno donde viejos amigos hippies de Helen y Jake los visitan, y ellos fijen seguir en esos ideales, otro donde Daria y Jane realizan un documental sobre Quinn para demostrar su falsedad, una confrontación entre deportes y labor social por espacio en el anuario escolar, un episodio bastante bueno donde Daria y Jodie son invitadas a una escuela de superdotados, uno sobre una feria medieval en la escuela.

Deje cuatro capítulos específicos para el final, uno es “La enfermedad” donde Daria sufre una erupción en la piel sin que se pueda saber el porqué, otro es un episodio genial (“Pierce Me”) donde Daria se hace un piercing para impresionar a Trent, cayendo en hacer “una estupidez” que pensó que nunca haría, uno donde Daría recibe la tarea de escribir un relato con personas que conozca (“Write Where It Hurts”) y, en mi opinión, el mejor de los cuatro, y uno de los mejores de la serie, “See Jane Run” donde se da el primer conflicto de amistad entre Daria y Jane porque ésta última es algo más abierta y social que la primera, quien tiene miedo de perder esa amistad “exclusiva” que tiene. Obviamente, el capítulo es el que Jane entra al club de Atletismo de la escuela, descubre que es buena y se gana una popularidad muy grande, pero eso es solo la cáscara de algo mucho más grande que se irá desarrollando a partir de este capítulo y, me animo a decir, se venía viendo desde capítulos anteriores.

3° Temporada: Poniendo el freno para acelerar de nuevo

Definitivamente, esta temporada de Daria, es la más floja de la serie.  Pero esto no quiere decir que sea una mala temporada, nomás tiene momentos interesantes y episodios muy buenos, pero, si ponemos en comparación a las anteriores, es obvio que esta es la etapa donde la serie freno algunos desarrollos, o cerro otros, para volver a retomarlos más adelante en el último tramo.

Arrancamos con un episodio que parece salido de la temporada anterior, donde Daria decide ponerse lentes de contacto para conducir, descubriendo que realmente le gusta su apariencia sin los antiguos anteojos, todo para tratar la superficialidad a la  que pensaba nunca caer. Además de otros temas como la identidad personal, el amor a sí mismo hace de este episodio un gran inicio.

Siguen varios episodios, con momentos buenos, pero medio estándar, una actividad en un geriátrico de ancianos como consecuencia de la semana de ayuda al prójimo en la escuela, un episodio donde los días de fiesta  Navidad, San Valentín y Día de Muertos se escapan de la isla (si, así de bizarro) y uno donde Quinn organiza una fiesta y le pide ayuda a Jane. Saldremos de esta racha, con otro gran episodio (“The Lost Girls”) donde la editora de una revista, tras  dar como ganador un ensayo escrito por Daria que Mr.O’Neil mando sin su permiso, pasar el día entero con nuestra protagonista para observar “la cultura juvenil”.

Volvemos a una racha de episodios bastante comunes,  como a Daria trabajando vendiendo nueces,  un episodio musical,  Jake sufre un infarto,  Daria y Quinn yendo a rescatar a Jane, Trent y su banda de la comisaria, un episodio donde la escuela organiza un yate-casino y una parodia de la “fiebre comunista/alienígena” de los años ’50.

La temporada cierra con su mejor episodio,  y el más trascendente a futuro,  “Jane’s  Adittion”, donde Jane conoce a Tom Sloane, empieza a pasar más tiempo con él, haciendo que el temor de Daria por perder a su amiga resurge con fuerza, y, también acá, se concluye el arco de la relación Daria-Trent, que se venía desarrollando desde  finales de primera temporada.

Análisis general de la primera parte de la serie

Tenemos una temporada de presentación de personajes y entorno, una de desarrollo de relaciones y una donde la cosa se pausa, para cerrar, de a poco, cosas para abrir nuevos desarrollos a tratar.  Mientras tanto, tenemos temas como los trastornos alimenticios, la censura, el modelo de “cuerpo normal” que impone la sociedad, etc. El trato de estos temas, su desarrollo y tratamiento, deja bien en claro que esta serie apuntada a un público adolescente,  quién podría identificarse con los personajes y sus situaciones, no en todos, pero en la gran mayoría. Los personajes son fiel reflejo de una serie escolar de secundaria típica, pero también tiene sus adhesiones que hacen que la serie se sienta tan noventera que resulta novedoso el trato que realizan los guionistas con estos clichés.

Cerrando ya esta primera parte, resta decir que se nota al final de la misma, que es un acabose de algunos desarrollos, pero quedaban muchos baches abiertos, problemáticas no tratadas, y una relación que empezaba a complicarse entre las dos amigas protagonistas para las temporadas y películas siguientes.

 

Continue Reading
Publicidad
También te puede interesar...

Periodista e hincha de Central.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media