Buscanos en las redes sociales

Apocalipsis en tiempos de pandemia

Cómics

Apocalipsis en tiempos de pandemia

Guido Barsi reseña “Mano Oculta”, de Rodrigo Canessa y Athos Pastore publicada por Deriva Editorial

De haberlo planificado nunca hubiese salido tan bien: lanzar un libro post-apocaliptico(aun de preventa) en los umbrales de una pandemia global que podría ser el inicio no visto de esa historia. Es como si está novedad fuese una respuesta planificada desde hace tiempo a esta actualidad que nos acecha, algo así como las historias de George Orwell ante el crecimiento y proliferación de corrientes políticas apoyando la dictadura de Stalin. O que la editorial misma este de alguna forma relacionada con este virus como fue el estudio Sony atacada sorpresivamente por hackers coreanos ante el estreno de “Una Loca Entrevista”, que no solo no evito su estreno sino que (sorpresivamente) potencio aún más su promoción.

Sea como fuera, estamos ante una novedad de Deriva Editorial de la mano y tinta de uno de sus artistas más frecuentes como Athos Pastore y una nueva incorporación, Rodrigo Canessa, a quién ya lo tenemos fichado de varios unitarios o la loca “Hank Folder” con el inagotable Matías Chenzo.

La historia nos sitúa en un futuro destruido por un accidente nuclear en los que los pocos habitantes que quedan intentan continuar su vida, manteniendo las mismas costumbres de antes. Entre ellos se encuentra Etiel, un recuperador de objetos de la zona prohibida, que vive al margen de la nueva vida civilización y que, gracias a su condición, le solicitan el trabajo de recuperar a una persona.

No es casualidad que no se nos cuente mucho del accidente o de la vida por fuera de nuestro protagonista, es la carta de presentación que encuentra Canessa para decirnos que en está obra no habrá explicaciones, no se trata de contar una historia de supervivencia apocalíptica sino la de supervivencia personal, un recorrido hacia nuestro interior cuando nos empujan a hacerlo. Entendiendo esta obra como un camino de autodescubrimiento en una situación extrema es donde le perdonamos ciertas libertades que el autor se toma en pos de este objetivo forzando situaciones (mejor dicho, encuentros) que llevan al personaje a esta situación incómoda para él, dónde todas las decisiones que quedan en pausa debe enfrentarlas, definir sus valores y afrontarlos. La historia de fondo, la apocalíptica que mueve a los personajes, es la que pierde la pulseada y es un tanto forzada o manipulada para lograr el propósito de la historia principal (la del descubrimiento), así es que hay situaciones demasiado oportunas o perdida de suspenso al no focalizar en la misión del personaje y sumar tensión aprovechando el ambiente.

Por el otro lado, también es una decisión que ayuda a crear un relato distinto, que no sea una historia nueva de un futuro de destrucción sino un relato de descubrimiento personal demorado hasta el límite por sus personajes, incluso en un accidente nuclear.

Canessa nos ofrece un guion bien construido, con buen ritmo en el que aplaudimos la falta de límites en su extensión dejando así que la historia le hable al lector porqué no lo hará su protagonista. No disfraza la historia con escenas de acción pochocleras o suspenso de más (aunque por momentos podría hacerlo) y ofrece una historia intimistas en tiempos de destrucción.

El dibujo de Pastore sin dudas que entiende esto y aprovecha la extensión para mostrarse suelto ante la falta de límites, disfrutando el contexto de destrucción que la historia le deja servida para jugar con los fondos, con los objetos con los que el personaje interactúa. Es un deleite ver las imágenes de destrucción en muchas de las viñetas y secuencias de exterior. Hay momentos muy bien logrados por el dibujante y, en especial, esa sensación de estar viviendo años después de un accidente nuclear, se crea un ambiente de desolación asfixiante en los que el aire libre no sirve para sacar está sensación de ahogo.

La mejor fase del dibujo es cuando hay más presencia de líneas, que nos ocultan la realidad casi como si fuese un filtro de Instagram. El dibujo se hace más trabajado, más escondido y es cuando vemos su mejor versión en esas tomas lejanas del personaje. Cuando el blanco gana la batalla es cuando le vemos algunas falencias o debilidades que no terminan de quedar bien comparando a lo que veníamos viendo. Pero son las de menos, este es un gran trabajo de Pastore, aprovechando mucho el formato apaisado para ofrecer una buena combinación de cuadros y planos, sin olvidarse nunca del escenario apocalíptico en el que se mueve.

Mano Oculta” ofrece una historia interesante en un contexto atractivo. Una historia individualista donde el mundo se ha terminado pero no los intereses de poder y monetarios, puede cambiar el contexto pero no las personas. Con un argumento que solo utiliza el escenario para llevar a sus personajes al extremo pero no para sumar tensión o suspenso y con un dibujo que aprovecha cada centímetro de esta realidad consiguen de manera conjunta construir un relato sólido, con un buen ritmo y muy atrapante.

Continue Reading
Publicidad
También te puede interesar...

Escritor de historietas y otros tantos desde que tiene edad para tomar. Editor en PI Ediciones.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media