Buscanos en las redes sociales

El Extraño Mundo de Barnabas Jones y sus Amigos

Cómics

El Extraño Mundo de Barnabas Jones y sus Amigos

El amigo Guido Barsi reseña “La extraña desaparición de Barnabas Jones” de Deriva ediciones

La editorial cordobesa Deriva Ediciones vuelve a apostar por la novela gráfica luego de un primer intento con la postapocaliptica “Alud” de Cristian Blasco y Pablo Burman, en esta oportunidad lo hace con un equipo creativo de jóvenes artistas que no paran de moverse: Damián Connelly, quien ya alejado de sus deberes de editor fue guionista en varios lanzamientos resonantes del año pasado, incluyendo la muy nombrada “Felicidad”, y Kundo Krunch, que tampoco se queda atrás y ya no es sorpresa verlo en los créditos de alguna novedad historietil.

La dupla nos presenta un futuro donde la división de clases es un hecho y entre medio de ellos hay una especie de superhéroes, aunque es difícil catalogarlos así ya que no hacen alardes de ser estandartes de acciones éticas o morales, o por lo menos de comportamientos usuales de un superhéroe, pero sí tienen superpoderes… o algo así, que los saca de la casilla de personas comunes. Por arriba de ellos, casi como un líder informal se encuentra Barnabas Jones, quien ha desaparecido (como ya nos anticipó el titulo) y un grupo de estos… ¿héroes? ¿Amigos? ¿Conocidos? ¿Seguidores?… deciden investigar por su cuenta para dar con el paradero del desaparecido.

La historia cumple con su principal objetivo de entretener. En pos de hacerlo se permite varias licencias y nos brinda situaciones y personajes que ciertamente no llevan a ningún lado más que a una resolución a las piñas (muy bien ejecutadas por Kundo, hay que admitir) o para sumar más suspenso o un poco de humor y que no terminan de aportar mucho al hilo conductor principal, se podrían eliminar sin alterar mucho el producto final. El mejor ejemplo son las primeras páginas con la presentación de un mundo arriba y otro abajo, del cual nunca más tendremos referencias y que no sabremos para que fuera mencionado. El guion amaga con ser un policial futurista con toques de humor ácido y en el camino se transforma en una historia de acción con humor negro y algo de suspenso. La transición es sutil, comenzamos a sospecharlo y cuando lo confirmamos ya estamos atrapados en situaciones cada vez más delirantes. Los personajes rápidamente se ganan nuestro cariño al tiempo que crece nuestro entusiasmo por saber quién es el que se llevó a Barnabas. El guion de Connelly es correcto, los diálogos están bien (incluso la voz en off, que a veces parece de más pero nunca molesta gracias a sus contadas apariciones durante el relato) y la narración se desenvuelve fluidamente, no hay una mayor profundidad de los personajes más que para servir a un remate o a agregar suspenso.

Tampoco está libre de pecado el excelente trabajo de Kundo Krunch.  Da la sensación de que le llevo un poco de tiempo y trabajo acostumbrarse a la página apaisada que se nota un poco en el primer acto, el cambio de formato no es una adaptación sencilla y en algunos planos sospechamos que le produjo dolores de cabeza con cuadros que desperdician espacio en primeros planos excesivos o minicuadros en una página completa que no terminan de ser útiles al relato visual. Al avanzar en el libro esto ya se pierde y el arte se acomoda perfectamente al formato de la página entregando escenas de acción muy bien ejecutadas y diagramadas, no hay desperdicio de espacios (bueno, no tantos) y los planos se muestran muy fluidos, también hay varios riesgos y pruebas en el plantado de los cuadros y en sus límites que quedan muy bien y le dan frescura a la narrativa. Sin dudas que lo mejor es el diseño del mundo y sus personajes, a tal punto que es difícil pensar que este trabajo podría haber sido realizado por otro artista. Los personajes y sus reacciones difícilmente hubiesen podido plasmarse con tanta frescura como la conseguida por el dibujante. El color acompaña muy bien a la historia y al dibujo, el cambio de paleta cuando se pasa a otra escena/situación ayuda mucho a la narración de la historia y a que no nos perdamos cuando el guion hace un salto de lugar, de tiempo o de situación.

La Extraña Desaparición de Barnabas Jones” es un libro entretenido, aunque no está libre de defectos. Lo bueno es que los mismos nunca ensucian el principal objetivo de la obra que es entretener. Rapidamente nos olvidamos de ellos y caemos rendidos frente a situaciones como la de una muñeca gigante aplastando a nuestros héroes en un mundo tan bizarro como la desaparición que origina la historia. Los puntos sin resolver y los personajes abren el juego para una posible secuela que esperemos se concrete pronto.

 

Continue Reading
Publicidad

Escritor de historietas y otros tantos desde que tiene edad para tomar. Editor en PI Ediciones.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media