Buscanos en las redes sociales

“Camino Real”: El Tarot y las Historietas

Cómics

“Camino Real”: El Tarot y las Historietas

La editorial cordobesa, Holograma, lanza una saga con una propuesta más que interesante uniendo las historietas con las cartas de tarot.

La editorial cordobesa, Holograma, lanza una saga con una propuesta más que interesante uniendo las historietas con las cartas de tarot, al contar una historia en base a las 3 cartas que se obtengan de una tirada. Un ejercicio bastante peculiar donde lo interesante radica en cómo interpreta su guionista, Matías Zanetti, lo que las cartas quieren contar.

Antes de avanzar con cada una de las entregas, hay que alabar las excelentes portadas producto de la mano de Hugo Emmanuel Figueroa, quien no solo interpreta a la perfección el espíritu de cada capítulo sino que la rompe con las ilustraciones que hace.

Nº 1 – UMBRAL / Matías Zanetti y Germán Genga

Con las cartas de la Templanza, la Muerte y la Fuerza, el autor nos presenta un futuro donde gran parte de la humanidad ha sido devastada por un virus que convierte a su infectado en una especie de animal, los pocos supervivientes se encierran en ciudades con formas de cúpulas buscando una posible solución.

El relato por momentos se hace confuso por las idas y vueltas que tiene, aunque la elección de una voz en off y el cambio de color ayudan a no perderse tanto, no podemos evitar volver atrás para volver a comprender lo que estamos leyendo, ya que no esta tan claro el tiempo en que transcurre definitivamente lo que leemos. Tampoco son del todo claras las decisiones que toman los personajes, aunque algunas encuentran su justificativo en las cartas del tarot y en lo que nos cuenta en la historia, es la acción de un personaje secundario que no queda del todo claro más que ser funcional a la historia y al cierre que se quiere dar.

El dibujo de Genga sale bien parado gracias al uso del color, que en varios momentos ayuda a amortiguar ciertas fallas en las formas o en la línea del dibujo que por momentos desaparece (¿tal vez por saber que se viene el color?). El uso de colores distintos para diferenciar los tiempos del relato es un gran acierto y ayuda mucho a la lectura fluida. Después cumple con un dibujo correcto, planos acertados y buenas ambientaciones, sobre el final y solo en algunos cuadros cae un poco al prescindir de fondos o en ejecutar formas en los objetos un poco raras.

Un capitulo alentador que cumple pero no muy holgadamente.

Nº 2 – EDÉN / Matías Zanetti y Nicolás Lepka 

Las cartas del Sol, la Luna y la Justicia nos traen un relato donde el hogar es el protagonista y sus ocupantes la historia. La cual esta dividida en dos partes, pero que se las siente muy separadas. Cuando comenzamos la segunda hay un gran quiebre que no se relaciona con lo que veníamos leyendo, más allá de los personajes (que nos cuenta un poco darnos cuenta que son los mismos), hay un abismo de distancia entre ambos que nos lleva a preguntarnos si no empezamos otra historia. La división es funcional a la historia para retratar dos épocas distintas pero la forma en que se focaliza cada una hace que se pierda esta relación y pensemos más que la primera es un simple relleno.

Lepka es un conocido artista que hace maravillas en ilustraciones conocidas como “Cosas Sueltas”, y es normal que el pasaje de ilustración a historieta no sea sencillo, y en este caso se siente. El trabajo que estamos acostumbrado a ver del ilustrador no está para nada presente en esta historieta, el mayor problema es que no toma ningún riesgo en las páginas o cuadros, si bien no es una historia para un dibujo simbólico como los que suele hacer, cuando la historia le deja el espacio tampoco se toma el atrevimiento, dándonos un trabajo que no engancha, lo que ayuda a que la historia pase sin pena ni gloria ante una historia muy dividida con un dibujo poco atractivo.

Nº 3 – NURVANA / Matías Zanetti y Carlos Pérez Pérez  

Aunque las historias de esta saga no están unidades, pareciera que el camino recorrido hasta este punto sirvió como entrenamiento para perfeccionar lo que se quería hacer y ahora estamos ante la entrega más lograda de la saga, no por la historia en si sino porque por fin las tres puntas de este juego por fin se unen: relato, dibujo y las cartas.

El guion aprende a utilizar correctamente sus recursos y ya no carga en forma excesiva una voz en off para crear un ambiente reflexivo y filosófico (porque además la historia no la necesita) y deja por primera vez en la saga que el relato y lo visual cuenten la historia entregando una narrativa más fluida y eficiente que antes.

Para ello se apoya mucho en los dibujos de un eficiente Pérez (con un estilo muy similar a la primera entrega), quien si bien no tiene una línea perfecta en las formas, supera sus propios defectos y entrega un trabajo con una narrativa muy correcta desde principio a final, donde los fondos y el juego del espacio, el hábitat y el resto del planeta están muy bien logrados. El color casero ayuda mucho a darle personalidad al dibujo y a crear y sostener una ambientación.

Nº 4 – HEMBRA / Matías Zanetti y Nicolás Brondo

Sin dudas que esta es la entrega más llamativa por quien se encarga de los dibujos para este relato con las cartas de la Torre, el Ermitaño y la Fuerza donde se confirma lo que ya vimos en el capitulo anterior, con un Zanetti más perfeccionado en este juego de cartas e historietas.

Retomando la metáfora y el simbolismo que abandonó en la entrega anterior, nos brinda una historia solida, que puede sobrarle algunos elementos o podemos no entender ciertas situaciones hasta incluso de entrada podemos adivinar para donde va a ir la historia gracias a las pistas dadas en un prologo y en la escena principal pero que no importan porque en su conjunto cierra una historia correcta, muy bien narrada gracias al dibujo de un monstro como es Brondo quien por algunos momentos parece no estar acostumbrado a los espacios que da el apaisado pero que ejecuta unas páginas y secuencias de las que ya no tiene acostumbrados, incluso se anima a jugar con el color para que incorporarlos a la narrativa y que nos sean solo un cubre errores. El dibujo mismo cuenta a su modo la historia pudiendo entenderla sin tener que leer la historia y eso es para aplaudir.

Tanto este capítulo como el anterior son excelentes, no por su historia sino por la narrativa que nos da cada una de las duplas creativas.

¿Nº 5?

Al notar la evolución en la forma de narrar y en el perfeccionamiento de cómo responder a las reglas que se establecieron, no podemos dejar de estar expectantes por una nueva entrega de esta serie que, esperemos, suceda pronto.

 

Continue Reading
Publicidad

Escritor de historietas y otros tantos desde que tiene edad para tomar. Editor en PI Ediciones.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media