Buscanos en las redes sociales

Toni Torres, reportaje carmesí

Cómics

Toni Torres, reportaje carmesí

Invitado a la novena Crack Bang Boom en carácter de guionista y curador de la muestra titulada Superhéroes Argentinos, Antonio ‘Toni’ Torres (Parque Patricios, 1968), nos cuenta sobre los proyectos que lo mantendrán ocupado este año, que marcará el esperado regreso del Caballero Rojo, en una entrevista exclusiva.

Invitado a la novena Crack Bang Boom en carácter de guionista y curador de la muestra titulada Superhéroes Argentinos, Antonio ‘Toni’ Torres (Parque Patricios, 1968), nos cuenta sobre los proyectos que lo mantendrán ocupado este año, que marcará el esperado regreso del Caballero Rojo, en una entrevista exclusiva.

-Acabás de dar una charla acerca de un libro que estás preparando sobre el género superheroico en el país. Me acuerdo de aquellas fichas dedicadas a diferentes personajes que salían en los cómics de Caballero Rojo, ¿pueden significar la génesis de esta investigación?

-Claro, sí. Eso fue lo primero, con dibujos de Mariano Navarro y Hernán Cabrera, que las iba a colorear, diagramando todo. La idea fue hacer como un Who’s Who norteamericano, pero de superhéroes argentinos. Entonces empecé a investigar, porque uno cree que existen, no sé, treinta o cuarenta, y la realidad es que hay más de ciento cincuenta. Lo que pasa es que la mayoría salieron en revistas que no conoce nadie, porque acá no hay muchos lugares donde indagar, no figuran en los libros.

Sónoman, original muestra Superhéroes Argentinos

-Involucrando, incluso, a grandes nombres de nuestra historieta, hablaste de Alberto Breccia, Horacio Altuna, José Luis García López -homenajeado en esta edición de CBB-, y tantos otros, ¿no?

-Hubo un montón de grandes dibujantes argentinos, que en uno u otro momento de su carrera dibujaron algún superhéroes. De los clásicos, Francisco Solano López, Eugenio Zoppi, Oswal, Lito Fernández, el propio Eduardo Risso. Más acá en el tiempo, Ariel Olivetti, Salvador Sánz, Richard Ortiz han colaborado en distintos proyectos, también.

-De alguna manera, ¿eso llevó a la muestra que podemos observar ahora en la convención?

-Claro, cuando me enteré que la Crack Bang Boom iba a llevar adelante un concurso sobre Superhéroes Argentinos, me pareció valido acompañarla con esta muestra de originales sobre la misma temática, material de mi colección personal. Entonces se la ofrecí a Eduardo Risso, que le encantó la idea. Después, con Juan Szama y todo el equipo, terminamos de darle forma.

-Allá por los noventa, creaste junto a Mariano Navarro y Hernán Cabrera a Caballero Rojo, combinando el género superheroico con otro de tus intereses, el Catch, en un claro homenaje a Titanes en el Ring, ¿cómo se te ocurrió eso?

-A mí desde chico me gusta la historieta, estudié dibujo con varios artistas, pero la verdad es que nunca fui un gran dibujante, entonces me dediqué a escribir guiones. Lo primero que quise hacer fue mezclar mis dos pasiones, la historieta y Titanes en el Ring. Después, lo que digo siempre, para mí el Caballero Rojo de Titanes era un superhéroe, porque El Vikingo era un vikingo, Pepino era un payaso, El Cavernario era un hombre de la edad pre-histórica, pero él era un héroe enmascarado. Y al pensarlo, me di cuenta de que no quería escribir al mismo personaje, entonces hice a su hijo, pero él también aparecía en la revista, porque me hice amigo del luchador de Titanes, al ir a pedirle permiso para usar su personaje. Y una vez ahí, le dimos para adelante.

Foto de archivo (2000) Cabrera, un joven fan, Torres y Navarro

-En un momento de la charla te preguntaron acerca de la verosimilitud en la historieta de superhéroes gestada en el país, ¿cuál es tu postura al respecto?

-Yo creo que al género de superhéroes hay que perderle el miedo y el respeto, un poco. Sobre todo, nosotros, que hemos leído muchos superhéroes. Mi generación y la posterior a la mía, hemos leído mucho, ha habido mucho acceso. Entonces, es como cualquier otro género, si uno quiere hacer, no sé, historieta de terror, ciencia ficción o policial, no nacieron acá esos géneros. Entonces, no tiene por qué haber nacido acá el género de superhéroes. Además, ya está, existe, hace muchos años que se viene usando, y cada vez se lo hace mejor. Así que es una discusión que debería dejarse de lado, porque ya pasó. Hay grandes personajes, incluso.

-Se entiende la opinión. Volviendo a los noventa, esta vez te pregunto como lector, como fan, ¿cuál de todos los personajes surgidos en ese momento era tu preferido para leer?

-Ah, no, ¡qué difícil! Porque leí todos, disfrutaba un montón. Yo creo que El Ojo Blindado (de Waccio Zkatter), todos hubiéramos querido que termine. Y me gustaban mucho Mikilo (de Rafael Curci, Tomás Coggiola y Marcelo Basile) y Animal Urbano (de Guillermo Grillo y Edu Molina), creo yo. Me parecía que los dos apuntaban a un héroe argentino con todas las letras, bien, estaban pensados con seriedad. No era algo de ‘vamos a hacer, a ver qué pasa’. Tenían mucha garra.

Antología de Héroes Argentinos 2

-Te llevo de nuevo a tu trabajo de guionista, ¿cómo fue la experiencia de comandar, de alguna manera, la Antología de Héroes Argentinos, para Universo Retro? Proyecto que estuvo organizado en dos partes, primero reintroduciendo a los personajes por separado con sus equipos creativos originales, para después hacerlos interactuar en una gran saga, al estilo americano.   

-La gente de Universo Retro, a través de su editor, Adrián Paglini, creó la revista. Desde el principio, la idea fue retomar a personajes de los noventa, e ir introduciendo nuevos. Ya en el primer número salieron Bruno Helmet (de Fernando Calvi) y Cazador (de Jorge Lucas), entre otros. Yo me uno en el segundo, con nuevas historias del Caballero Rojo y un poco la intención fue ver si se hacían revistas aparte de los personajes que mejor funcionaran. En un momento yo, que siempre quise hacer crossovers de superhéroes argentinos, el sueño de cualquier guionista, le dije a él, ¿por que no hablamos con los distintos creadores a ver qué onda? Y todos prestaron a sus personajes al toque. Fueron muy generosos, porque muchos me conocían a mí desde hace mil años. Y además, siempre la forma fue hacer primero el plot, que ellos lo vean, hacer el guión, que ellos lo adapten. Por ejemplo, Calvi reescribió toda la parte de Bruno Helmet. Además, también se buscó que, dentro de lo posible, dibujen una parte cada uno de los artistas originales, pasa que era un homenaje también. Lo hicimos todo con mucho cariño, mucho amor. No me corresponde a mí decirlo, por ahí, pero me parece que salió bien, creo que fue un gran número.

Caballeros – Volver (2019)

-A propósito de universos, ¿cómo fue tu participación en aquella serie titulada Universo Eternauta, del sello Doedytores, con un unitario para el tomo El Perro Llamador y otras historias (2007), junto a Sergio Mulko?

-Hablando con Javier Doeyo, que también nos conocemos de aquellos años, me dice en algún momento que iban a llevar adelante ese proyecto, sabiendo él que yo quería hacer algo con el personaje. La historieta yo se la presenté a Solano, contándole la idea de juntarlo con Gilgamesh. Pasa que el inmortal va hacia el futuro, paso a paso, atravesando la historia, mientras que Juan Salvo cómo que lo hace a los saltos, va, viene. Entonces, en algún momento se tienen que haber cruzado, pensé. El Eternauta, que ya vivió mucho más, tenía por ahí más claro el hecho de intervenir, o no, en lo que iba pasando, entonces me pareció importante marcar esa diferencia entre uno y otro, en el guión. Y Doeyo propuso que lo dibuje Sergio Mulko, debido a que ellos se conocían. Eso me pareció fantástico, porque ya había estado ligado al personaje durante su primera época, cuando Lucho Olivera deja de escribirlo y se dedica solamente al dibujo, él escribe los guiones bajo el seudónimo de Leo Gioser.

-Ultima, ¿hay alguna continuidad pensada para Caballero Rojo, después de las apariciones en las revistas de Universo Retro?

-Hay un libro donde vuelvo a colocar en un punto cero al personaje. Trato de contar lo que pasó en los años que no vio la gente, uniendo todos los hilos que fui dejando durante mucho tiempo. Porque siempre resurgió el Caballero Rojo, en la editorial Domus, después en Universo Retro, y yo siempre fui mechando, agregando cosas. Por ejemplo, cuando hice Secundaria de Superhéroes, había un personaje, el Antifaz Escarlata, que se presenta como el ayudante del Caballero, y vos lo leías y decías, ¿qué? Entonces cuando tuve la oportunidad en la Antología de Héroes Argentinos, conté de dónde salió eso. La idea es cerrar todos esos plots, resolverlos definitivamente. Si todo sale bien, estaría lanzándose durante la primera mitad de 2019, a través del sello Capitán Barato Ediciones. Y después, tenemos pensado seguir haciendo libros con aventuras completas, la que seguiría a esa involucra a superhéroes de toda Latinoamérica. Me contacté con autores de personajes que salieron en siete países, todos los artistas me prestaron a sus creaciones, aprobaron el plot y el guión, por lo que faltaría determinar quién los va a dibujar nomás. Pero están, entre otros, El Cometa, de Brasil, El Angel negro, de Uruguay, La Chola Power, de Perú, El Patriota, de Venezuela, y varios más. Me dediqué, también, a buscar y estudiar a superhéroes latinoamericanos.

-Bueno, muchas gracias, Toni.

-No, gracias a ustedes. Un placer.

 

 

Continue Reading
Publicidad

38 años, Licenciado en Comunicación Social. Comiquero por naturaleza, casi. Cinéfilo. Voraz lector, accidental escritor.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media