Buscanos en las redes sociales

El sabor de las margaritas: carnes de cañón

Series

El sabor de las margaritas: carnes de cañón

Netflix continúa enriqueciendo su catálogo con producciones de diverso origen. Esta vez, se trata de un policial gallego que destaca por su calidad en todos los sentidos.

O sabor das margaridas es una miniserie de seis capítulos, cada uno de los cuales dura poco más de una hora. Se estrenó en Televisión de Galicia en octubre de 2018 y a partir del 31 de marzo de 2019 se convirtió en la primera producción en idioma gallego en incorporarse al catálogo de Netflix.

 

INFIERNO GRANDE

Murias es un pueblo de Galicia como tantos. Con su cura, su sacristán, sus aburridos policías locales y hasta su prostíbulo. Un pueblo de esos en los que nunca pasa nada. Al menos, hasta que la joven Marta Labrada (Paloma Saavedra) desaparece en circunstancias misteriosas y la teniente de la Guardia Civil Rosa Vargas (María Mera) es enviada desde A Coruña para investigar el caso. Rosa es una mujer dura que no se deja engañar por las apariencias y está dispuesta a llegar al fondo del asunto aunque los agentes del pueblo le digan que no es para tanto. Porque Marta es una chica «de esas». De las que viven del trapicheo y fuman marihuana. De las que andan por dónde no deben y hacen lo que no corresponde. De las que no le importan a nadie. Pero a la teniente le importan y mucho, por motivos que iremos develando con el correr de los episodios, a medida que vaya tirando de la punta del ovillo hasta desmadejar completamente el entramado de pistas falsas, encubrimiento y corrupción que se oculta tras la superficie en apariencia tranquila de Murias.

El sabor de las margaritas es una historia que juega constantemente con el espectador, mostrándole presuntos culpables que resultan ser inocentes e inocentes que puede que no lo sean tanto. Esta evolución de los personajes es uno de los puntos fuertes del guion. Un guion inteligente, que en lugar de arrojarnos sospechosos a dos manos para mantenernos ocupados e impedirnos pensar, se encarga de llevarnos a las conclusiones erróneas por los caminos correctos (o viceversa). Utiliza el recurso del cliffhanger, como casi cualquier serie policial, pero aún en eso es original: además de dejarnos con la espina al pasar de una entrega a la siguiente, al comienzo de cada episodio se muestra una escena del final.

Las actuaciones no son ni las mejores ni las peores que he visto. Digamos que el promedio general es bueno, aunque lamentablemente la mayor excepción sea precisamente la actriz principal, que no alcanza el nivel de expresividad que requiere su papel. De los secundarios, destaca Bernabé (Denis Gómez), un joven que tras sufrir un accidente ha visto disminuida su capacidad intelectual.

SIN CLIENTES…

En definitiva, es un thriller interesante, muy bien armado, que mantiene al espectador en vilo sin necesidad de trucos baratos. Al retratar un tema tan delicado como la trata de blancas, lo hace sin medias tintas. No se queda en presentar a los que articulan este tipo de negocios como los únicos «monstruos», despojando a los clientes de toda culpa. Pone al perverso, el violento y el psicópata en el banquillo y nos deja con la sensación de que, al igual que pasa con las cucarachas, por cada una que podamos ver, miles permanecen fuera del radar, viviendo sus vidas normales y corrientes, con sus familias normales y corrientes en sus vecindarios normales y corrientes, ocultos a la luz del día.

Continue Reading
Publicidad
También te puede interesar...

Tiene 46 años, es programador y lee ciencia-ficción desde que tiene memoria, aunque su primer libro "serio" lo leyó a los 12.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media