Buscanos en las redes sociales

Arenas Movedizas: Up Town Gungirl

Series

Arenas Movedizas: Up Town Gungirl

Un policial que va mucho mas allá de lo policial en una nota cortita y al pie.

Estocolmo, capital de Suecia. Un colegio burgués, de esos en los que estudian los futuros gobernantes del mundo… y algún que otro becado que con suerte llegará a ser secretario de sus compañeros. Un tiroteo. Muchas muertes y una sola sobreviviente: Maja Norberg (Hanna Ardéhn). Pero… ¿qué fue lo que ocurrió?

Lo que acabo de contarles a grandes rasgos son los cinco o diez primeros minutos de Arenas Movedizas (Quicksand) la primera producción original de Netflix de origen sueco, cuyos seis episodios se estrenaron el 5 de abril de este año. La miniseire es adaptación de la novela de Malin Persson Giolito, que fuera publicada en 26 países y en 2016 ganó el premio a la novela policial sueca.

¿YO SEÑOR? NO SEÑOR ¿ENTONCES QUIÉN SEÑOR?

Maja es encontrada en medio de la masacre, con un arma en las manos ensangrentadas y en estado de shock. Desde el primer momento, no se la trata como a una testigo, sino como a una imputada y dado que acaba de cumplir los dieciocho años, enfrenta una larga estadía en prisión si se la declara culpable de todos los cargos.

La trama se desenvuelve en dos tempos distintos. Por un lado el presente, la detención y el juicio de la protagonista y por el otro su pasado, su relación con las víctimas y principalmente con Sebastian Fagerman (Felix Sandman). El presente es la parte policial, en la cual el principal interrogante es si Maja es responsable de todas esas muertes o solo una víctima más, una que ha salido con vida, pero no indemne. El pasado es una crónica descarnada y violenta sobre lo enfermizas que pueden llegar a ser las relaciones humanas. Padres que desprecian a sus hijos y otros que los aman, pero son incapaces de protegerlos o de siquiera entrar en sus mundos personales. Hijos que odian a sus padres y otros que los aman, pero se avergüenzan de ellos.

En este juego de manipulaciones y necesidad de encajar, en este mundo de apariencias en el que la protagonista y todo su entorno se ven inmersos, es muy difícil determinar quién es víctima y quién victimario, quién lastima y quién recibe el daño. Es un efecto dominó en el que cada persona arrastra en su caída a aquellas que la rodean. Y nadie parece (querer) darse cuenta de nada. Maja sintetiza este estado de cosas cuando confiesa que ha sido víctima de violencia de género: «ojalá me hubiera golpeado mas fuerte. Porque entonces se habría notado».

ESOS CHICOS SON COMO BOMBAS PEQUEÑITAS

Arenas movedizas logra, en muchos menos episodios y con mucha mas crudeza, lo que la segunda temporada de 13 razones no llegó nunca a hacer: mostrar la realidad de lo que implica ser un adolescente en estos días. Ayuda mucho el buen nivel de las actuaciones, tanto de los dos protagonistas como de los secundarios. La fotografía y la música terminan de redondear esta historia que sin duda es uno de las mejores que ha estrenado Netflix en lo que va del año.

Tiene 46 años, es programador y lee ciencia-ficción desde que tiene memoria, aunque su primer libro "serio" lo leyó a los 12.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media