Buscanos en las redes sociales

El sabor de la noche anterior

Cómics

El sabor de la noche anterior

Guido Barsi reseña “La Resaca” editada conjuntamente por Hotel de las Ideas y Loco Rabia.

La asociación Loco Rabia/Hotel de las Ideas nos trae una nueva colaboración, luego de la bizarra e interesante edición local de “Magia Blanca” de Simon Hanselmann: “La Resaca” del autor Fede Pazos, a quien conocimos luego de “La Ciudad de los Puentes Obsoletos” (editado por Editorial Común).

La Resaca reúne 4 historias, en un vistazo parecen ser bastante disimiles para luego ir relacionándose y compartiendo ciertos elementos en común como extensos diálogos y toques de filosofía o de un llamado a la reflexión. Se las presentan en segmentos que se mezclan entre sí como parte de acto, un recurso narrativo que vimos en historieta en “Mi Buenos Aires Querido de Alejandro Farias pero que es común en las antologías de películas de comedia romántica. Para este libro el resultado es algo variado, en algunas de las historias la división es correcta porque permite no aburrirnos cuando los diálogos se hacen muy extensos y nos da un respiro que no viene nada mal para aclarar un poco la cabeza, además de sumar un poco de suspenso en un desarrollo sin sobresaltos siempre viene bien, pero también le juega en contra porque terminamos perdiendo el foco de lo que sucede en momentos que debemos estar más finos en la lectura para no perdernos detalle y volver atrás en una historieta divida se hace difícil.

Sin títulos y con un cambio de estilo en el arte notorio comenzamos con la historia de ‘El Viejo’ que inicia con una secuencia muy ingeniosa. Con cada entrega vamos descubriendo más de este personaje, su desarrollo es de lo más trabajado, aunque demora bastante en encaminarse a lo que quiere contar cuando lo hace se transforma en una historia muy bien lograda con entregas bien divididas que nos permite ir descubriendo a un ritmo lento más del personaje y de su situación, para luego terminar con un hermoso y poético desenlace. Es la historia que más se favorece con la división.

Lo sigue ‘El Marinero’ una versión alternativa de Moby Dick entre su cazador y la presa, el monologo de su único protagonista no tiene desperdicio y es una de las historias por las que nos desesperamos por seguir leyendo. La visita del ‘Amigo’ desencadena una historia con situaciones alentadoras y relacionadas al humor para luego ir hacia un final no muy previsto y que no termina de cerrar con lo que veníamos leyendo, la excusa de las divisiones sirve para ir adaptándose a este cambio brusco. Por último, tenemos ‘La Charla’ entre dos personajes, es la de temática más filosófica de todas (aunque todas lo tienen en mayor y menor medida) y la que más sufre la división propuesta por el libro, hay que estar muy atento por las desviaciones que hay en el diálogos de los personajes sumado a las pausas que hay para entender lo que está sucediendo y lo que quiere decir el autor, pero las interrupciones, aunque el autor las ejecuta muy bien, terminamos por perder el foco de la charla y no disfrutamos todo el contenido que hay, lineal y no lineal.

La ejecución visual es perfecta y se adapta muy bien a cada una de las historias, acompañan muy bien al tipo de historia que se cuenta. El cambio más notorio es en ‘Amigo’ con un estilo más psicodélico y cercano al humor, las páginas finales y la secuencia del huevo en el intermedio es de lo mejor, muy bien agregado. Nuevamente en ‘El Marinero’ tenemos una clase magistral sobre el manejo visual con recursos visuales limitados, aunque la historia sale muy poco de sus dos protagonistas la composición de las páginas, los planos y el estilo sucio es excelente, es un dibujo perfecto con un final de lo mejor. Lo mismo sucede con ‘El Viejo’, donde sabe guardar lo mejor del dibujo para cuando el guion lo necesita, siendo las primeras páginas no tan atractivas pero si con una gran secuencia narrativa. En el caso de ‘La Charla’ el dibujo es correcto, no se presentan grandes cuadros, hasta llegamos a ver algunas fallas o cuadros muy forzados cuando debe ocupar toda la pagina con pocos cuadros.

“La Resaca” es un libro complejo, la variedad de estilos y de temática entre sus historias lo hacen interesante y difícil a la misma vez, la división que propone no siempre funciona y para algunas de las historia termina perjudicando más de lo que beneficia. El desenlace de la mayoría de las historias y del final en si del libro es un ejemplo perfecto de la capacidad gráfica del dibujo de Pazos. Un libro que se puede disfrutar pero que puede dejarnos algo de sabor amargo… justamente, como la resaca.

 

 

Continue Reading

Escritor de historietas y otros tantos desde que tiene edad para tomar. Editor en PI Ediciones.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media