Buscanos en las redes sociales

El Club de los cinco

Cómics

El Club de los cinco

Cristian Oliva reseña “La Barranca de la muerte y otras historias” de Javier Velasco bajo el ala de Maten al Mensajero.

Desde hace días en la cabeza vengo maltratándome insistentemente con la promesa, nunca cumplida, de no privarme de escribir acerca de las cosas que me hicieron fugazmente feliz. Una de ellas, sin dudas, es la “Barranca de la muerte y otras historias” que leí en la segunda mitad del año pasado.

La historieta pergeñada por Javier Velasco y editada por la gente amiga de Maten al Mensajero es sencillamente hermosa. La leí de pasada en esas interminables esperas bancarias y, créanme, que si en ese contexto una obra te saca una sonrisa es imposible no dedicarle unas líneas.

Su simpleza es retratada a través de 12 historias cortas que tienen como protagonistas a un grupo de niños en los inicios de los ochenta. Sin dudas conseguirá empatía con los adultos que vivenciaron esa época, pero el resto estará también familiarizado con muchos de los acontecimientos de esos años.

Hay conclusiones y relatos propios de la visión de la niñez que son únicos, simples, frescos y sin demasiada complicación. ¿Acaso la niñez no debería serlo?

Cinco protagonistas dueños de verdades absolutas con esa hermosa impunidad que brinda la temprana edad. El marco, como mencionábamos, son los ochenta, una década que parecería haber durado unos 20 años dada la cantidad de producciones, remakes, reboots y demás sarasas hollywoodenses. Volvemos a ella porque frente a cualquier pronóstico Velasco consigue en “La Barranca de la muerte” esquivar esa catarata de referencias y lugares comunes a fuerza de palabras justas, ritmo y sobretodo muy buena cintura.

El estilo visual adoptado sigue esa simpleza gracias a un dibujo claro y limpio. El autor utiliza como disparadores tópicos conocidos que logra revitalizar: el amigo raro, esa fiesta en la que no encajamos, el futbol con amigos, las carreritas de autos…el tiempo compartido con amigos.

Sobrevuela así un cierto aire a “Cuenta conmigo” (1986), esa cinta en que su protagonista comenzaba afirmando “nunca más volví a tener amigos como los que tuve a los doce años. ¿Alguien sí?

La obra, que se presenta con una edición en blanco y negro compuesta por 216 páginas, es de lectura ágil y pasajera. Sin embargo esta característica, lejos de impedir, potencia el crecimiento y las huellas presentes y futuras que dejará la obra. Es una bella apuesta con demasiados logros, siendo quizás el más importante, el de constituirse en una obra fácil de recomendar a aquel que llega a la historieta de manera ocasional.

Conejo, Rulo, los hermanos Macana y Primo (los seudónimos de los protagonistas) plasman a lo largo de las viñetas un mensaje universal: “si hay que sobrellevar el fin de la infancia por lo menos es mejor no hacerlo solo”.

Continue Reading

Su título reza que es periodista, casi un 007, pero es lo de menos. Lo verdaderamente importante es que todavía sueña con lo que va a ser cuando sea grande.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media