Buscanos en las redes sociales

La chica que limpia: de Córdoba con horror

Series

La chica que limpia: de Córdoba con horror

Parece que una de las resoluciones de año nuevo del Doc es mirar al menos una serie que no esté en Netflix y por eso su primera nota del año es para una producción nacional que (al menos por ahora) no figura en dicha plataforma… seguro que es la primera y última vez.

MAS QUE BLANCO, BLANCO ALA… MIERDA

Rosa (Antonella Costa) es madre soltera y se gana la vida realizando tareas de limpieza, tanto en una empresa dedicada al rubro, como por su cuenta. Una noche le toca limpiar el ring en un club de boxeo justo después de una pelea que una joven promesa ganó por knockout en el primer round… aunque tenía órdenes de caer en el cuarto asalto. Mala suerte para su mánager, que pagará las consecuencias y mala suerte también para Rosa, porque Chico Pérez (Pablo Tolosa), la cara visible de una organización que perdió mucho dinero por el «error» del boxeador, le hará una oferta que no puede rechazar: limpiar la escena del crimen. Asombrado por la capacidad de la mujer, la convertirá en «La Chica Que Limpia», encargada de borrar todo rastro de actividad delictiva allí donde sea necesario. Para hacerlo cuenta con la ayuda del quitamanchas infalible que fabrica Emilio (Alejandro Ramos), sus auriculares, su música y su inusual destreza para la limpieza. Y es que la capacidad casi rayana en la obsesión de esta mujer para dejar rápidamente reluciente cualquier superficie, no es casual: su hijo Felipe (Alejo Tolosa) sufre de una enfermedad que afecta su sistema inmunológico, por lo que la limpieza es para ella literalmente una cuestión de vida o muerte. Y aunque su conciencia le remuerda, el dinero que gana limpiando para Chico la acerca paso a paso a su objetivo de hacer que operen al niño en Estados Unidos.

NADIE ES PROFETA EN LA TIERRA

La Chica que Limpia es una producción cordobesa que tuvo que salir al mundo para ser reconocida y recién entonces regresar a nuestro país. El guion fue seleccionado a partir de un concurso federal como parte de la iniciativa del anterior gobierno de dotar de contenidos a la extinta Televisión Digital Abierta. Rodada en el 2015, fue vista primero en Estados Unidos e Inglaterra, donde tuvo una considerable repercusión. Sus trece episodios de apenas 26 minutos de duración se emitieron por Canal 10 de Córdoba entre el 9 de noviembre y el 21 de diciembre de 2017, pero antes de eso estuvieron disponibles para todo el país por streaming… aunque no en la plataforma en que ustedes probablemente estén pensando sino en www.cine.ar, donde todavía puede verse en forma completamente gratuita y por diversos medios.

La idea resulta bastante original para el mercado local, aunque recuerda a la coproducción anglo-francesa Spotless (2015 – ) que trata sobre dos hermanos que son obligados por un mafioso a realizar las mismas tareas que Rosa. Sin embargo, por una vez las cartas están a favor nuestro, ya que el guión cordobés se presentó al concurso antes de que la serie gala fuese puesta al aire.

ELENCO, GUIÓN Y DESPUÉS

Las actuaciones son desparejas. Tanto la protagonista como la mayoría de los secundarios se manejan bien, pero los encargados de encarnar a los detectives que van tras la pista de la banda para la que está limpiando Rosa dejan mucho que desear. Ambos son el típico dúo de personalidades opuestas, donde Sandro (Martín Rena) es el que no duda en saltarse las órdenes de sus superiores si el olfato le dice que pasa algo raro y Gutiérrez (Marcelo Arbach) es el que siempre quiere seguir las reglas. Tengo la impresión de que a Rena le dijeron que su personaje estaba torturado por un suceso de su pasado y el resultado es que se pasa toda la serie con cara de estreñimiento crónico. Arbach, por su parte, tiene una cara casi constante de no entender nada, sin importar cuál sea la situación.

El guión es creíble y se mete con temas muy sensibles: corrupción policial, trata de personas, la movilidad de las fronteras morales cuando está en riesgo la propia vida o la de nuestros seres queridos. No tiene grandes baches, aunque hay un par de detalles cuanto menos curiosos, como cuando la forense habla de una herida en el «torac» o el nombre del negocio de Emilio, que está escrito de una manera en el cartel y de otra distinta en el pizarrón de ofertas. Detalles mínimos pero que ponen en evidencia una falta de atención a los detalles.

FINAL

El final cierra todos los hilos abiertos en la trama y lo hace satisfactoriamente, aunque dejando abierta la posibilidad de una continuación.

En definitiva, la serie no es lo mejor que habrán visto, pero tampoco lo peor. Es entretenida, es corta y tiene el toque de originalidad suficiente como para volverla digna de verse e incluso me arriesgaría a decir, de maratonearse.

 

 

Continue Reading
Publicidad
También te puede interesar...

Tiene 46 años, es programador y lee ciencia-ficción desde que tiene memoria, aunque su primer libro "serio" lo leyó a los 12.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media