Buscanos en las redes sociales

THE SINNER: LOS PECADOS DE LOS PADRES…

Series

THE SINNER: LOS PECADOS DE LOS PADRES…

Siguiendo con la tendencia a estrenar principalmente producciones originales, Netflix presentó el 6 de noviembre una miniserie policial cuyos índices de audiencia en los Estados Unidos (donde pudo verse por USA Network) la pusieron en la mira del público local.

…LOS HIJOS LOS PAGAN

Una calurosa tarde de verano, Cora Tannetti (Jessica Biel) y su esposo Mason (Christopher Abbott) se encuentran disfrutando de la playa cuando de pronto, ella se levanta y con el mismo cuchillo que hasta el momento empleaba para cortarle a su hijo rodajas de pera descarga siete puñaladas sobre Frankie Belmont (Eric Todd) que se encontraba retozando con su novia cerca de ellos. Nadie, ni ella misma, comprende por qué lo hizo. Pero, aunque la policía se incline por archivar el caso sin más ni más, el detective Harry Ambrose (Bill Pullman) enfrentará sus propios demonios y los de Cora en aras de descubrir la verdad.

The Sinner es una historia policial con la particularidad de que el misterio no pasa por el quién o el cómo, sino por el por qué. Desde un principio, el televidente sabe tanto como los guionistas sobre el crimen y su perpetradora, excepto los motivos. Y lo que vayamos descubriendo será entregado a nosotros con honestidad, prácticamente sin trampas ni pistas falsas. En ningún momento sentiremos, como con otras producciones, que la serie intenta demostrar que es más inteligente que nosotros.

Lo único que aparece un poco descolgado es la historia personal del detective, aunque intenten emparentarla con la trama principal a través de la culpa y los fantasmas del pasado, no me termina de cerrar. Pero más allá de ese detalle ultra menor, The Sinner es una serie que se ve de un tirón, casi sin pausa entre capítulo y capítulo, como si se tratara de una película de casi ocho horas de duración. Tiene muy buenas actuaciones, tanto en los protagónicos como en los secundarios y se adentra en terrenos oscuros como el fanatismo religioso, la desidia policial y las prebendas del poder político, sin golpes bajos ni medias tintas.

EL ANTES Y EL DESPUÉS

La historia detrás de esta historia comienza con Jessica Biel intentando hacerse de un nombre mejor que el que Hollywood ha podido darle hasta ahora. Curiosamente, para hacerlo en grande recurrió a la pantalla chica; hizo equipo con la productora Michelle Purple y ambas se pusieron a la pesca de un proyecto para desarrollar. Así dieron con el libro The Sinner (2003), de la alemana Petra Hammesfahr; incorporaron a su equipo al casi desconocido guionista Derek Simonds (The Astronaut Wives Club) y la serie comenzó a tomar forma.

Se estrenó el 2 de agosto en USA Network, proyectándose el último de sus ocho episodios el 20 de septiembre. El season finale fue el programa más visto del día en el cable norteamericano y la serie se ubicó como número uno en audiencias en la cadena.

Tratándose de una historia unitaria y para colmo, adaptación de una novela, no hay motivos para esperar una segunda parte. Sin embargo y como ya pasó con 13 Reasons Why (2017 – ), el dinero es el que manda y ante el merecidísimo éxito de la serie los rumores de una nueva temporada son fuertes. En recientes reportajes, Biel declaró que en caso de hacerse realidad esta posibilidad, tiene dudas sobre cómo encararlo: «¿Seguimos con Cora o introducimos a un nuevo personaje? Aún no sabemos la respuesta a dicha pregunta, pero estoy abierta a seguir haciendo esta gran serie»

Si Jessica no fuese la productora además de la actriz principal, podríamos apostar a mantener el personaje de Bill Pullman y presentarle un nuevo caso, preferentemente no relacionado con el de Cora. Algo similar a lo que se hizo con Secrets and lies (2015 – 2016), serie en la cual la segunda temporada mantuvo a la detective Andrea Cornell (Juliette Lewis) investigando un crimen distinto al de la primera temporada. Esto permitiría también ahondar en el pasado de Harry Ambrose, dándole algo más de solides al personaje, pero no lo veo factible. Yendo aún un paso más allá, si se mantuviera el esquema de mostrar el crimen, pero ocultar los motivos, esto podría ser la marca distintiva de la serie, remedando en cierta forma a la icónica Columbo (1971 – 2003).

Otra opción sería tomar un formato similar al de la saga American Horror Story (2014 – ), en la que la mayoría del elenco principal se mantiene pero cada temporada es una historia unitaria con nuevos personajes para cada actor.

De las tres opciones: continuar la historia de Cora, tener al mismo detective investigando un nuevo caso o comenzar una historia completamente nueva con personajes distintos, la tercera es la que más me atrae. Pero, de todos modos, estoy más que dispuesto a ver una nueva temporada de esta serie, sea cual sea la decisión que productores y guionistas tomen al respecto.

 

 

 

 

 

Tiene 46 años, es programador y lee ciencia-ficción desde que tiene memoria, aunque su primer libro "serio" lo leyó a los 12.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media