Buscanos en las redes sociales

Segunda vida y muerte de Fierro

Cómics

Segunda vida y muerte de Fierro

Nota de opinión por Mariano Sicart

Qué tema la segunda época de la antología adulta por excelencia de nuestro pequeño mercado editorial. Allá por 2006 arrancó el proyecto que le insufló nueva vida a la revista que marcó un antes y después en la Argentina hace cuatro décadas.

Fierro nº 1 – Arte de José Muñoz

En Septiembre de 1984, primavera alfonsinista mediante, publicada mensualmente por el entonces pujante Ediciones de la Urraca, acompañó un momento particularmente significativo de la historia nacional, los años que van desde la recuperación de la vida democrática hasta el inicio del nefasto menemismo, en Diciembre de 1992. Nació como un medio heterogéneo, abrazando la pluralidad y amplitud de contenidos, dando lugar en sus páginas a un rico debate cultural que involucró a autores y lectores, dejando una gran cantidad de obras que hoy son consideradas verdaderos clásicos. Acertadamente, el subtítulo que llevó fue ‘Historietas para sobrevivientes’. Nada de todo ello se debió a una casualidad.

En Noviembre de 2006, la etapa que hoy termina se inició con el perverso kirchnerismo en el poder, junto al diario Página/12, para terminar en el oscuro gobierno macrista, este mes de Marzo. Sus muchas metamorfosis en el plan editorial evidenciaron una saludable búsqueda artística de contenidos en el inicio, con una rotación de autores, consagrados y nuevos, que se vio terriblemente afectada por el fallecimiento de Carlos Trillo, nexo fundamental entre ambas camadas, para derivar en el último tiempo en un grupo de creadores casi estable, con apellidos repetidos. Nula participación de los lectores, relegados al blog de Facebook, sin nunca considerar sus opiniones y aportes. El subtítulo ‘La Historieta Argentina’ sonó siempre algo grandilocuente para un medio concebido muy unilateralmente. Dejó, también, muy buenas obras. Como la otra vez, tampoco nada de todo esto fue casual.

Fierro Nº 125 – Arte de Diego Parés

No sirve de mucho en este momento especular al respecto de cuál hubiese sido la suerte de la revista de manejarse con otros criterios editoriales, más ‘de cara al lector’, con una orientación temática, abriendo la puerta a otros artistas, o participando de los espacios de difusión del medio por fuera del circuito comercial de los kioscos de diarios y revistas. El reciente debate en torno a las opiniones vertidas por Lautaro Ortiz, su jefe de redacción, en un medio web colega, que tuvo a gran parte de la escena independiente de nuestra historieta cuestionando -con gran parte de razón- sus respuestas, emitidas con un preocupante grado de soberbia, bien pudo haber sido una interesante oportunidad para un cambio de rumbo, si hubiese tenido lugar tiempo atrás.

Hoy, con la suerte de la publicación decidida, de este lado que me toca estar, lector y redactor especializado, no puedo menos que lamentar su cierre. Y agradecer por 125 números publicados en poco más de diez años, además de los ocho libros de la “Colección Continuará”. Hubo series buenísimas y otras no tanto, descubrí guionistas y dibujantes que desconocía, disfruté de los clásicos, lamenté la excesiva politización de sus páginas, y acompañé con mi compra la vida de un mensuario que empezó costando cuatro pesos y hoy vale cincuenta, aún con la banca de la publicidad estatal detrás. ¿Podría haber estado mejor? Sin dudas que sí. Pero fue lo que sus editores quisieron que sea. No estuvo mal. A pesar de todo. Gracias.  

Continue Reading
Publicidad

36 años, Licenciado en Comunicación Social. Comiquero por naturaleza, casi. Cinéfilo. Voraz lector, accidental escritor.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media