Buscanos en las redes sociales

Travelers: sin guion, sin actuaciones, sin originalidad. Pero con viajes en el tiempo.

Series

Travelers: sin guion, sin actuaciones, sin originalidad. Pero con viajes en el tiempo.

Un futuro en el que la humanidad fue diezmada por desastres naturales, guerras y hambrunas envía agentes al pasado (nuestro presente) para cambiar el rumbo de la historia. ¿12 monos? no… Travelers.

En el futuro, la humanidad ha sido diezmada por una sucesión de desastres naturales, guerras y hambrunas. La vida animal y vegetal está prácticamente extinta y los escasos humanos que quedan viven en refugios. Ante esta terrible situación, deciden enviar «viajeros» al pasado (nuestro presente) para cambiar el rumbo de la historia. ¿12 monos? No, no… estoy hablando de otra serie que ejem… casualmente… ejem… tiene un punto de partida muy similar: Travelers.

LA INVASIÓN DE LOS LADRONES DE CUERPOS

El método empleado para viajar en el tiempo en la serie no es directo. Los viajeros trasladan su mente al cuerpo de personas del siglo XXI condenadas a morir, «sobreescribiéndoles» su personalidad. Esto les traerá más de un inconveniente, ya que deben continuar con la vida de sus «anfitriones» a la vez que realizan las misiones encomendadas desde el futuro por El Director. Cada misión es parte del El Gran Plan para evitar la debacle y esto también les genera a los viajeros una profunda contradicción: están trabajando para evitar su propia existencia y si triunfan, es muy probable que desaparezcan. Pero esa es la paradoja favorita de los temponautas: vuelvo atrás en el tiempo y mato a mi abuelo; por lo tanto, mi padre no nació; por lo tanto no nací; por lo tanto, no puedo volver atrás en el tiempo y matar a mi abuelo; por lo tanto mi padre nació; por lo tanto nací; por lo tanto vuelvo atrás en el tiempo y mato a mi abuelo…

Todos

La historia se centra en las vidas de un equipo de viajeros encabezado por el agente del FBI Grant MacLaren (Eric McCormack a quién quizá recuerden como Will en Will & Grace) y formado por Marcie Warton (MacKenzie Porter), Carly Shannon (Nesta Cooper), Trevor Holden (Jared Abrahamson) y Phillip Pearson (Reilly Dolman). Cada uno de ellos deberá enfrentar los problemas que heredan de su anfitrión: Carly tiene un bebé y un exesposo abusivo, Trevor es un adolescente que se vive metiendo en problemas con sus padres por faltar a clases para cumplir las misiones y Grant debe hacer malabares para mantener la relación con su esposa y evitar que su compañero del FBI descubra lo que se trae entre manos. Pero los que peor la llevan son Phill y Marcie. Por un error de información, el primero se encuentra en el cuerpo de un adicto a la heroína, mientras que la segunda descubre que su anfitriona sufría un retraso mental y serios problemas de salud.

Estas dificultades y la forma en que los viajeros se relacionan con los familiares y amigos de sus anfitriones constituyen el costado humano del argumento. Pese a lo que digan los protocolos (las reglas básicas de conducta que rigen las acciones de los viajeros) más de una misión será puesta en riesgo por no lastimar a quienes conocían a su «antigua personalidad».

ESTAMOS EXPERIMENTANDO DIFICULTADES TÉCNICAS.

Como pasa con la mayoría de las series con viajes en el tiempo, el espectador zagas pronto se enfrenta a algunos sapos de considerable tamaño y estará en él tragarlos o no. Me limitaré a enumerar los más obvios:

  1. Los viajeros ocupan el cuerpo de personas condenadas a morir. Pero… ¿por qué tienen que hacerlo segundos antes de que mueran? Supongo que es por cuestiones humanitarias (para permitir que los huéspedes permanezcan en sus cuerpos el mayor tiempo posible), pero implica un riesgo enorme e innecesario: si algo sale mal, el viajero morirá al llegar y hay muchas menos posibilidades de que algo salga mal si se ocupa el cuerpo digamos, 24 horas antes del momento predestinado de su muerte.
  2. Las habilidades de un viajero llegan al cuerpo que ocupa junto con su personalidad. Esto es razonable en ciertos casos, pero poco creíble en otros: Trevor era un gran jugador de futbol americano, pero el viajero que ocupa su cuerpo no sabe jugar. Marcy no tenía idea de cómo defenderse, pero la viajera que ocupa su cuerpo no tiene problemas para enfrentarse mano a mano con unos pandilleros. Incluso Grant ha mejorado notablemente su puntería. Aptitudes como la capacidad en un deporte, la habilidad para pelear o para disparar armas tienen tanto que ver con los reflejos y la memoria corporal como con la mente, por lo cual no tiene demasiado sentido que los cuerpos ocupados se adapten de forma tan precisa a sus ocupantes.
  3. Por otro lado, ciertos problemas de salud sí son enteramente físicos. En un momento, es necesario armar un escuadrón para proteger una misión importantísima. Un grupo de elite es transportado desde el futuro… al cuerpo de unos ancianos, originalmente condenados a ser víctimas de un suicidio masivo. Y así nos encontramos en la ridícula situación de tener francotiradores entrenados apuntando con ojos llenos de cataratas y disparando con dedos artríticos.

Todos dos

Estas contradicciones y errores pueden perdonarse en una serie que se sostenga con buenas actuaciones y una trama interesante. Pero por desgracia, ese no es el caso de Travelers. El trabajo de los actores es en el mejor de los casos, mediocre. Y lo único bueno que puedo decir del guion es que no es la confusa serpiente que se muerde su propia cola a que nos tienen acostumbrados las series con viajes temporales, pero solo porque no le da el cuero para tanta complejidad.

FINAL ABIERTO… DE PIERNAS

El final abierto deja a todos los protagonistas en una situación francamente irresoluble pero el ocho de febrero se anunció que habría una segunda temporada, a estrenarse este mismo año. No diré precisamente que la espero con ansias, pero me encantará ver cómo se las arreglarán los guionistas para salir del atolladero en que ellos mismos se metieron. Dados sus métodos, supongo que la respuesta será… un hechicero lo hizo.

 

 

Tiene 46 años, es programador y lee ciencia-ficción desde que tiene memoria, aunque su primer libro "serio" lo leyó a los 12.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media