Buscanos en las redes sociales

¿Por qué Bojack Horseman es una de las mejores series de la década?

Series

¿Por qué Bojack Horseman es una de las mejores series de la década?

Matias Saia reseña la tercera temporada de la serie recientemente estrenada a través de Netflix

Al terminar de ver el último episodio de la tercer temporada de Bojack Horseman, serie animada exclusiva de Netflix protagonizada por Will Arnett, escrita por Raphael Bob-Waksberg en colaboración con la dibujante Lisa Hanawalt, vuelvo a sentir que tengo que recomendar esta serie a la mayor cantidad de personas posibles. Al mismo tiempo sé que es una serie muy difícil de recomendar, debido a los prejuicios que pueden llegar a tener las personas sobre las series animadas, bajo el argumento que son infantiles, además del hecho que los dibujos no parecen del todo llamativos. Sin embargo creo fervientemente que Bojack Horseman es de las mejores series en el catálogo de producción de Netflix.

Para todos aquellos que siguen Central Mutante, en abril escribí una nota hablando de las primeras dos temporadas de la serie, las cuales contaron con 12 episodios cada una. Las dos primeras temporadas tuvieron un nivel muy alto y me ofrecieron excelentes capítulos y grandes actuaciones. En las primeras dos temporadas conocimos a Bojack Horseman, un actor venido a menos, que pasa sus días en su mansión consumiendo alcohol y drogas hasta el hartazgo mientras ve repeticiones del programa con el cual se hizo exitoso llamado Horsin’ Around. La particularidad de esta serie reside en que el mundo en el cual sucede la historia está habitado por humanos y por animales antropomórficos, los cuales tienen vida como humanos pero manteniendo ciertas características del animal, de esta manera un gato puede hacer uso de sus garras o juega con un ratón de peluche.

¿Pero de qué trata la serie?

Aunque los que no vieron la serie les cueste creerlo al ver dibujos y quizás los primeros episodios, el eje principal de esta serie son los problemas que sufren todos los que protagonizan esta serie, poniendo énfasis en la depresión que sufre Bojack pero sin perder el hilo de la vida de los demás y los obstáculos que van teniendo en su vida. Bojack tiene miedo de morir solo, al mismo tiempo no puede evitar pensar que todos están en su contra, cuestiona a sus amigos y no se valora a sí mismo. Lo van a ver tratar de redimirse y al instante siguiente arruinarlo todo de las maneras más absurdas posibles. Además de cuestionarse situaciones de su presente, también pondrá en duda acciones de su pasado, por lo que la serie por momentos ira de presente a pasado en algunos episodios (la manera en que te avisan en que año están es muy buena, como por ejemplo una canción en la radio que dice “Estamos en el 2007” o carteles en la calle con la misma idea).

Animación vs Realidad

La oportunidad de que la serie sea una animación abre las puertas a un montón de maneras de experimentar con los dibujos y con el mundo en el cual conviven estos personajes. El hecho de que Bojack consuma drogas permite a los creadores jugar con la idea de lo que producen las drogas en el protagonista y las acciones que termina realizando. Además permite jugar con recursos que no son tan fáciles de realizar con actores reales. De la misma manera, la serie se sirve de recursos que cotidianamente se usan en películas o grandes producciones para parodiar u homenajear a estas grandes producciones y al mismo tiempo generar un contenido de calidad. Particularmente en la tercer temporada el episodio 4 “Fish Out of Water” vemos una historia excelentemente contada que puede ser compara con producciones de animación europeas y reconocidas mundialmente como Persepolis o las Trillizas de Belleville. En este episodio, en el que prácticamente no hay diálogos, Bojack viaja a un país desconocido para él y suceden algunos conflictos que hacen que el episodio sea una obra maestra. La música es perfecta y es emocionante.

Para los que todavía no vieron las primeras dos temporadas

El comienzo de la serie vemos a Bojack manteniendo este estilo de vida cuestionable mientras Princess Carolyn, una gata persa, que es su agente (y su ex-novia) trata de buscarle nuevos trabajos como actor. En la mansión vive un joven llamado Todd, un humano que funciona como un cómic relief, el cual se instaló en la casa de Bojack después de una fiesta y desde entonces vive con él, aunque el caballo intente echarlo de muchas maneras.

El cast principal se completa con Mr. Peanutbutter, un perro labrador, actor que protagonizo una serie muy parecida a la que hizo Bojack (por lo que este lo culpa de plagio) y vive enfrente de él, y Diane Nguyen, una mujer vietnamo-americana, escritora y la que se encarga de escribir la “autobiografía” de Bojack.

Durante las dos primeras temporadas descubrimos que Bojack es un ser con muchos problemas que lo marcaron durante toda su vida,  lo que lo convierte a el mismo en una persona(o animal) bastante desagradable. Suele tratar mal a todas las personas, perdió el contacto con sus amigos y se la pasa boicoteándose a sí mismo porque considera que es un fracaso, sin embargo una parte de su ser tiene ese deseo de ser recordado, de ser famoso, por lo que durante toda la serie lo vamos a ver intentando llegar a esa meta, pero no es todo tan fácil, por momentos Bojack va a ser un soberbio y egoísta y va a poner en peligro constantemente su carrera como actor. La vida de los demás protagonista de la serie no se queda atrás, porque conoceremos la vida de Diane, que tiene el deseo de hacer algo en su vida que pueda ser recordado, algo que le haga bien al mundo, sabiendo inclusive que tiene las oportunidades en su contra. Princess Carolyn va a luchar por lograr ser una agente exitosa y al mismo tiempo sentir que tiene una obligación de repararle la vida a Bojack y conseguirle un buen trabajo.

El camino al Oscar

Bojack filmo la película que deseo hacer toda su vida, Secretariat, la cual cuenta la historia de un Caballo maratonista (realmente existió Secretariat pero se trataba del caballo de carreras más rápido, se convirtió en el noveno ganador de la triple corona de Estados unidos y llego a ser votado como uno de los mejores atletas estadounidense) por lo que durante toda la temporada Bojack intentara por muchos motivos llegar a la nominación de los Oscar y así convertirse en alguien exitoso. Para lograrlo, Ana Spanikopita (interpretada por Angela Bassett) es contratada para ayudarlo a lograr su objetivo, le impone reuniones, participar de entregas de premios y festivales para que sea reconocido por la prensa y los jueces del Oscar. Por otra parte Princess Carolyn debe lidiar con ser la dueña de la agencia que siempre soñó. Diane y Mr Peanutbutter continúan su matrimonio y tienen conflictos por lo que comienzan a ir a un psicólogo de pareja. Finalmente Todd volverá a encontrarse con una antigua amiga de la infancia la cual se sumara a las locuras que cotidianamente se le ocurren.

Conclusiones y renovación de la serie

Bojack es la serie que tenes que ver en algún momento de tu vida, lo mejor del catálogo de Netflix y con una trama dramática que te va a atrapar cuanto entiendas la historia. En el final de la tercera temporada te dejan con un gancho muy interesante y ya está confirmada la cuarta temporada de la serie. Para los fanáticos, tenemos Bojack para rato y para los que no conocen la serie prepárense para amar a el caballo más problemático de todo el mundo.

Gamer de nacimiento, le gusta leer videojuegos y jugar con los libros. Creció escuchando la motivadora música del Age Of Empires. Cree fervientemente que los videojuegos son un nuevo arte.

Comentar

Más en Series

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media