Buscanos en las redes sociales

El regreso de Red Lanterns

Cómics

El regreso de Red Lanterns

ECC volvió a la carga ingresando gran cantidad de material al país. Hoy nos ponemos al día con el tomo 3 de Red Lanterns, uno de los mejores títulos de Los Nuevos 52.

Luego de esperar casi un año, ECC volvió a la carga ingresando gran cantidad de material al país. Títulos atrasados coparon las comiquerías a gran escala y las colecciones volvieron a actualizarse. Hoy nos ponemos al día con el tomo 3 de Red Lanterns, uno de los mejores títulos de Los Nuevos 52.

 

Éste nuevo -para nosotros, claro está- libro de Red Lanterns tiene varias particularidades, y es mejor comenzar a explicarlas para no perderse cuando entremos en los detalles de la historia en cuestión. Por empezar, es el último tomo a cargo del genio Peter Milligan (recopila los números USA 13-16). Sin embargo, éstos no son los últimos números que escribió, ya que su estadía en el título alcanzó el número 20. Resulta que la saga que aquí comienza, conocida como La Ascensión del Tercer Ejército, forma parte de un crossover donde participan todos los títulos de la franquicia (Green Lantern, Green Lantern Corps etc.), y la editorial española tuvo -típico de ella- el mal tino de incluir los números 17, 18 y 19 de Red Lanterns en la edición de Green Lantern, y el número 20 en el tomo recopilatorio La Ira del Primer Lantern.

Uno de los tantos motivos por los que, en general, no me gustan los crossovers. La editorial española aprovecha la oportunidad para venderte más ejemplares de otras colecciones, y los lectores de primera hora de un título en cuestión ven cómo se desvirtúa o diluyen las características que, en su momento, lo hicieron “lector fiel”.

Conclusión, en el tomo 3 de Red Lanterns arranca la saga “La ascención…” que debería finalizar en el tomo 4, pero no: para leer el final, hay que -sí o sí- comprar otros títulos. Lo mismo va por si querés tener tu colección completa de Red Lanterns, con toda la numeración USA. Y todo esto es gentileza de la bochornosa ECC Ediciones, que ya no sabe cómo seguir robándose la plata de los sufridos lectores de DC en español.

Por suerte para nosotros, todos estos detalles no llegan a empañar el inicio de La Ascención del Tercer Ejército, impresionante por donde se lo mire. Recordemos que los RL habían sobrevivido a duras penas al ataque de Abysmus: el ejército rojo diezmado, la batería agotada y el planeta Ysmault desolado. Cuando reseñamos el libro 2, hace poco más de un año, dijimos que Milligan (a pesar de las críticas de los lectores españoles, que no aprobaron su estadía en el título) le estaba dando a la historia una escalada épica, en un combo impactante de ciencia ficción, superhéroes y violencia desenfrenada. Créanme: la industria necesita más títulos como éste. Red Lanterns es el cómic que me hace revivir las emociones que sentía cuando, a los 10 años, descubría el universo DC leyendo las de editorial Zinco.

Decía, la premisa de La Ascención del Tercer Ejército es la siguiente: Los Guardianes del Universo quieren volver a trazar los planos de los anillos y el espectro emocional; esto es, necesitan eliminar el libre albedrío y que los cuerpos de linternas vuelvan a depender exclusivamente de ellos. Para este fin, crean al siniestro Tercer Ejército, cuyos miembros son una especie de zombies espaciales, bastante indestructibles para unos RL debilitados. Atrocitus, el gran líder, debe entonces buscar ayuda en los Manhunters, los mismos que arrasaron su planeta natal, los mismos que lo convirtieron -indirectamente- en un linterna roja. Qué resultará de esta unión, y cómo culminará este desastre espacial que amenaza a los anillos de todos los espectros emocionales, son interrogantes que, por ahora y lamentablemente, quedan sin respuestas.

Eso sí , el inicio de esta guerra total promete, y mucho.

En este tomo, además, adquiere protagonismo Rankorr, el primer red lantern terrestre, perfilado como uno de los personajes centrales. A su vez, con el deceso de una red lantern secundaria, el cuerpo queda definido con siete miembros estables (donde, además de Atrocitus y Rankorr, están Skallox, Ratchet, Bleez, Zilius Zox y el gato Dex Starr), detalle no muy cuidado por el guionista, aunque necesario para no llenar la historia de personajes que no aportan y son un mero ornamento al lúgubre telón de fondo que es el planeta Ysmault.

En la parte gráfica lo volvemos a tener al español Miguel Sepúlveda, dibujante que particularmente me encanta para el título. Sin ser algo de otro mundo, es altamente efectivo -y efectista. El oriundo de Barcelona tiene muy en claro lo que es la CI-FI (también fue dibujante de Stormwatch), y su estilo un tanto sobrecargado se luce muy bien en el género, así como hace lucir espectaculares las escenas más sangrientas. El color de Rain Beredo también aporta lo suyo. El único número que dibuja otro artista (el 16, a cargo de Andrés Guinaldo), sin ser malo, hace pedir a gritos el regreso de Sepúlveda.

En definitiva, gran tomo de Red Lanterns, no obstante con algún sabor agridulce. Es el último que firma Milligan, y la conclusión de la historia hay que ir a buscarla (por una caprichosa o mal intencionada decisión editorial) a otros títulos.

34 años, fotógrafo. Lee cómics desde los 10, y en este campo se autodefine como un "orgulloso exponente de la generación Perfil".

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media