Buscanos en las redes sociales

El panteón heroico de DC Comics a pleno

Cómics

El panteón heroico de DC Comics a pleno

Un vistazo a Liga de la Justicia de América escrita por Joe Kelly y dibujada por Doug Mahnke, en su reciente desembarco a nuestro idioma, gentileza de ECC. Por Mariano Sicart.

Previously, in the pages of Justice League Of America…

jla-120515-01En 1996, bajo la premisa de volver a poner en los primeros planos del Universo DC a un título que venía bastante alicaído, tanto en materia de ventas como en calidad artística, Grant Morrison se hizo cargo del relanzamiento de la serie que nucleaba a las máximas figuras de la editorial, acompañado de un aceptable Howard Porter en los lápices. Los siete fundadores del grupo, Superman, Batman, Wonder Woman, FlashWally West-, Linterna verdeKyle Rayner-, Aquaman y el Detective Marciano, fueron nuevamente el elenco estable de la partida, aunque el escriba escocés supo rodearlos de otros superhéroes conforme las tramas avanzaban.

Este equipo creativo fue responsable de una gran época del grupo, generando sagas preciosas y voladas del calibre de ‘La Roca de los Tiempos’, o ‘Tercera Guerra Mundial’, con la que se despidieron de la publicación en el número 41. Era el momento de Mark Waid, quien había oficiado como guionista suplente de Morrison en esta etapa, con una estadía breve –una veintena de números apenas- pero interesante también, de la que se destaca el arco argumental ‘Torre de Babel’, también dibujada por Porter, contra Ra’s Al Ghul. En el número 60, con fecha de portada Enero de 2002, un simpático especial navideño marca la despedida del guionista de ‘Kingdom Come’ del ‘Dream Team’ superheroico.

Redoblando la apuesta

jla-120515-02El listón estaba alto, no hay dudas sobre eso, pero había un nuevo y capaz equipo creativo para hacerse cargo del desafío. Conformado por el guionista Joe Kelly, que había desembarcado en DC en 1999, con un recordado paso por ‘Action Comics’ y ‘Superboy’, y el dibujante Doug Mahnke, en su primer gran trabajo para dicha editorial. Se iniciaba en el número 61 un fecundo período que brindaría excelentes momentos, haciendo hincapié, además de los diferentes peligros de diversa índole a los que la agrupación debería hacer frente con frecuencia diaria, en la interacción entre los personajes, apartado en el que se darían grandes hallazgos, como el breve pero intenso affaire entre el vigilante de Gotham City y la Princesa Amazona.

Este último aspecto, trabajado con inteligencia, dio pie a interesantes planteos, poco frecuentes en un comic mainstream como lo es la JLA, a los que el escriba supo sacarle mucho jugo durante su estancia. Complejidad emocional, diferencias metodológicas a la hora de llevar a cabo el trabajo, y hasta cuestiones de índole política sobre la pertinencia o no del accionar del grupo ante determinadas circunstancias. Está claro que esta Liga no fue una mera repetición de parámetros previamente establecidos, sino que adquirió vuelo propio, partiendo de una mirada de autor, algo poco frecuente en el subgénero. Dejando, incluso, margen para la reflexión acerca de problemáticas globales.

ECC España comenzó a reeditar el año pasado la mencionada etapa en español, bajo el rótulo de Essentials. Vía importación, acaba de llegar a nuestras pampas el primer volumen compilatorio, de un total de siete, conteniendo los números norteamericanos 61-65, salidos originalmente entre Febrero y Junio de 2002, agrupados bajo el subtítulo de Elites.

jla-120515-03

Juntos somos más

Hay una especie de norma implícita cuando nuevos creadores toman las riendas de un título cuya numeración no se inicia, y tiene que ver, fundamentalmente, con no arrancar un arco argumental desde el vamos. El primer número debe servir como una carta de presentación ante el lector que viene siguiendo el comic, y estaba acostumbrado al ritmo narrativo impuesto por otros artistas.

‘Límite: Dos minutos’ es un ejercicio casi perfecto de ello, un unitario donde se puede anticipar, además de las intenciones de los creadores, mucho de lo que está por venir, con solo dar cuenta de un enfrentamiento entre dos bestias primigenias marinas y un villano de la galería de Flash, Abra Kadabra, que se encuentra mentalmente poseído por un organismo biológico de origen indescifrable. En el medio, podemos ver qué hacen los superhéroes en su vida diaria previamente a responder cada llamado de alerta que requiere de sus talentos en forma conjunta, con momentos sumamente interesantes y mayormente bien pensados para cada uno.

La formación incluye a los miembros originales, menos Aquaman -por entonces desaparecido en el tiempo-, y Plastic Man, quien se sumó a la banda por sugerencia de Batman, en lo que en su momento fue una osada apuesta de Morrison, que supo dar sus frutos con el transcurso del tiempo y el paso de otros creadores por la colección.

La primera saga está titulada ‘Perfección Dorada’, tiene una extensión de tres ejemplares –entre el 62 y 64- y el protagónico recae en Wonder Woman, quien es, además de un personaje siempre complicado de abordar, la única mujer del grupo. Dos guerreras de la Fundación de la Amazona en el mundo del hombre caen gravemente heridas defendiendo a una mujer llamada Alani, de dos terribles monstruos que buscan devolverla a su país. Ella es una madre en el exilio que se presenta ante Diana pidiendo por su hijo, alejado de su cuidado por decisión de su padre. El problema es que Rama Khan, el progenitor, es también gobernante del Reino de Jarhanpur. Hacia esa misteriosa y próspera nación se dirigen los héroes, aún con las reservas del caso por las implicancias políticas de su intervención, para reunirlos nuevamente.

Los peligros se multiplican en el frente externo, por el poderío armamentístico y místico de la nación en cuestión y la cerrazón del dictador a atender razones sobre el futuro de su único descendiente. Las diferencias internas también se acentúan, puesto que no todos los integrantes están de acuerdo con la fuerte determinación de la Princesa en torno a qué es lo más conveniente para el niño. El final, ¿feliz?, no terminará de convencer a la mayoría de la JLA.

‘Un chico sanote’ es el título del autoconclusivo con el que culmina el tomo, y reúne al hombre murciélago con el siempre jocoso Plastic Man, debido a un problema del pasado de este último relacionado con una paternidad nunca asumida. El conflicto está inteligentemente planteado y se resuelve sin mayores problemas, dejando, eso sí, un par de buenos momentos y reflexiones entre dos héroes aparentemente opuestos en lo referente a sus personalidades, que a pesar de eso, se desenvuelven muy bien a la hora de actuar en el campo. Por ello mismo, el relato resulta interesante, con buenos toques de humor y drama, también. Como la vida misma.

Mención aparte para el trabajo de Doug Mahnke, bien secundado en tintas por Tom Nguyen. Su trabajo tiene ese sello personal que distingue a los buenos lapicistas del resto, los del montón. No es fácil dibujar la cantidad de personajes y fondos que una revista de estas características requiere. Su trazo es imaginativo, la puesta en página impactante, y su narrativa lo suficientemente fluida para el relato. Puede gustar más o menos su estilo, pero nadie va a poner en duda que está sumamente capacitado para llevar sobre sus hombros la parte gráfica en forma más que decente. Es el compinche ideal para el tipo de historias que Kelly pretende desarrollar.

Pasando en limpio, la JLA de Kelly-Mahnke es una lectura sumamente recomendable para quienes disfrutan de los comics protagonizados por grupos de superhéroes, pero no solo para ellos. La fórmula es harto conocida, pero no siempre fue correctamente llevada a la práctica, aventura, buenas caracterizaciones y la siempre tensa convivencia entre superhéroes mayormente acostumbrados a salvar al mundo y sus aledaños. Acá funciona como un mecanismo de relojería. Separados no es lo mismo que juntos. Eso se sabe. Encima, esto recién empieza. Lo mejor está por venir. Crucemos los dedos para que lleguen a nuestro país los seis libros restantes.

jla-120515-04

Continue Reading

37 años, Licenciado en Comunicación Social. Comiquero por naturaleza, casi. Cinéfilo. Voraz lector, accidental escritor.

Comentar

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media