Buscanos en las redes sociales

Cómics

Dago: Amazonas

El derrotero brasileño del aventurero veneciano, en su octavo libro editado por Comic.Ar, bajo la lupa de Mariano Sicart

Historia, pasada y reciente

dago000kfdjdlf01Corría el año 2012 cuando, durante la tercera edición de la CrackBangBoom! rosarina, tuvimos la suerte de contar con la presencia del gran Robin Wood como invitado y principal homenajeado. Todavía recuerdo cuando el amigo Ariel Avilez me comunicó que durante la misma convención, se había celebrado un acuerdo editorial por el cual la gente de Comic.Ar Ediciones, con Tomás Coggiola a la cabeza, había adquirido los derechos para volver a publicar en nuestro país las historietas protagonizadas por el renegado veneciano que vio la luz en Editorial Columba allá por 1981, gestado por  el guionista, en compañía del maestro Alberto Salinas.

Su historia nos remite a Europa, en los inicios del siglo XVI. Víctima de un complot, el joven y noble veneciano César Renzi es dado por muerto al caer en un canal con una herida de daga en la espalda efectuada por su amigo Giácomo Barazutti. Rescatado por un navío turco, emerge bautizado con un nuevo nombre, Dago. Como esclavo, sobrevive a crueles desafíos que lo volverán un hombre distinto al que era, siempre en búsqueda de venganza. Convertido en soldado al servicio de diferentes Ejércitos y Naciones, el tiempo pasa y los traidores van cayendo por su mano, mientras el destino lo lleva a participar directa e indirectamente de momentos hidago000kfdjdlf02stóricos decisivos de su propio tiempo, por todos los continentes del mundo conocido.

Tras el cierre definitivo de Columba, en 2001, el personaje siguió publicándose con enorme repercusión y volumen de producción en Italia. Este fértil período de Dago contó con los dibujos del artista cordobés Carlos E. Gómez, quien heredó la serie tras el fallecimiento de Salinas, ocurrido en 2004. Fueron once los años que el lector argentino debió esperar para reencontrarse las aventuras del célebre renegado. Hoy, con ocho tomos a cuestas editados entre 2012-2015, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la espera ha valido la pena.

A la excelente trilogía del ‘Saqueo de Roma’, le siguieron otros dos tomos, marcados por una historia personal de venganza, titulados con el nombre de la pequeña ciudad italiana donde se desarrollan los hechos, ‘Lucca’. Entonces fue el turno de un extenso unitario con una gran trama política-palaciega, ‘La Cuestión Real’. ‘El oro del Inca’ trajo a nuestro protagonista al continente americano, como parte de la avanzada conquistadora de Francisco Pizarro sobre tierras peruanas. Soldado de fortuna al fin, pero en abierto desacuerdo con los excesos cometidos durante el saqueo a los nativos, decide hacer su propio camino. Rumbo al sur de América, sobre el territorio de lo que hoy conocemos como República Federativa del Brasil.

Por los márgenes del Río-Monstruo

dago000kfdjdlf03‘Dago: Amazonas’ es el título que lleva el octavo libro de la colección. Son 128 páginas en blanco y negro, sabiamente prologadas por Don Avilez, que siempre se las ingenia para aportar algún que otro dato digno de mención. Lo cierto es que el material se presenta con una estructura de dos arcos argumentales bien definidos, de similar extensión. El rigor histórico por el que se suele alabar tanto como criticar al guionista en cuestión, a la hora de hacer uso del personaje, no tiene tanto peso en ninguna de las dos tramas presentadas. Uno supone que esa decisión creativa puede haber tenido que ver con darle algo de oxígeno al ex-jenízaro negro frente a tanta crueldad manifiesta que tuvo que sobrellevar durante la saga inmediatamente anterior.

Pero ello no quiere decir que la habitual cuota de peligro esté ausente, todo lo contrario; el camino por el cual se llega a la expiación de los pecados bien puede provenir de un entorno tan vasto como fantástico, selvático e impredecible, y desarrollarse de un modo inesperado, con hechos y situaciones que difícilmente el lector pueda, siquiera, avizorar. Otra gentileza del talento combinado de la pluma de Robin y los lápices de Carlos, que nos guían con mano firme por una travesía de la cual ni el héroe ni el lector, saldrán indemnes.

Exhausto, tras vagar durante meses sin un rumbo definido, el recién llegado cae víctima de la fiebre en un marco signado por la vegetación que todo lo rodea y aquel río, extenso e inabordable. Rescatado por un nativo, y recuperado de la afección física, pronto se incorpora a la tribu de éste, sin mayores inconvenientes que el idioma, frontera cultural que en algunas semanas también llega a descifrar, parcialmente. Con la obtención del alimento diario como única preocupación, consigue algo parecido a la felicidad. Hasta que una etnia vecina llega con ánimo combativo. Su experiencia bélica se impone, siendo de gran ayuda para los hospitalarios indígenas que lo acogieron. Pero la presencia de los temidos ‘Hombres-Tigres’ cambiará ese frágil equilibrio, trastocando todo lo que creía conocer acerca de quiénes fueron verdaderamente los primeros ‘descubridores’ del llamado Nuevo Mundo.

Lo mencionado en el párrafo anterior da cuenta de la temática abordada en el primer arco, estructurado en cinco capítulos autoconclusivos de doce páginas. El elemento fantástico está manejado con solvencia desde el guión, generando grandes cuotas de ese suspenso folletinesco en cada una de las entregas, que culmina con el efecto sorpresa buscado al descubrir la procedencia y origen del verdadero enemigo, en lo que es una lograda movida argumental. Del mismo modo, es llamativa la forma en la que el autor da cuenta del sentido de pertenencia, a una determinada cultura y lugar, desde y a través de la mirada de alguien que fue desterrado de su propio hogar. Notable.

El segundo arco argumental es, a criterio de quien esto escribe, lo más jugoso del tomo, por lo arriesgado del relato ofrecido, y la forma en que se resuelve. El soldado cae prisionero junto a otros hombres, de una tribu de salvajes amazonas caníbales, con un código de conducta brutal. Los tiempos de esclavitud habían quedado lejos para él, pero ahora, inesperadamente, vuelven a marcar su vida. Solo la combinación de astucia e inteligencia le permitirán escapar de aquella feroz aldea donde pertenecer al género masculino es más desgracia que beneficio. Ahora, ¿qué pasa si encuentra el amor allí? La forma de relación entre hombre y mujer reducida a su mínima y esencial expresión, el sexo. Controversial y fantástica trama. Tan jugada como genial, amerita más de una lectura y alguna que otra reflexión de índole sociológica.

Obviamente, semejante trama sería imposible de sostener sin el cuidado aspecto gráfico de la serie, a cargo de Gómez. A esta altura, habría que inventar adjetivos calificativos que den cuenta del excelso nivel de su trabajo. Sostener la calidad que su trazo ostenta a razón de doce páginas por semana -tal fue el ritmo de publicación original en Italia-, no es algo fácil de lograr. Más aún, cuando el guión requiere de constantes y elaborados fondos, la selva amazónica, nada menos. Pero él lo hace. No solo eso, su trazo genera imágenes que quedan grabadas en la retina del lector, desde aquel galeón vikingo con toda su majestuosidad, hasta la belleza salvaje de Duma, esa guerrera a la que no le hace falta hablar para manifestar sus intenciones. Todo un festín para los ojos, demostrando pleno dominio del claroscuro y la línea realista de dibujo.

dago000kfdjdlf04

Lo que viene, lo que viene

Uno espera que las ediciones del renegado en nuestro idioma vayan más allá de los doce libros prometidos, de los cuales faltarían cuatro. Lo cierto es que Comic.Ar se ha ido afianzando en el proceso de edición, tanto en la selección del material, lo cualitativo, como al agregar mayor cantidad de páginas por tomo y en lo referente a cuestiones de distribución en el interior del país, lo cuantitativo. Ojalá el público apoye como corresponde una propuesta por demás de interesante en sus aspectos artísticos constitutivos, que es también un acto de justicia para con nuestro medio. Dago nació en la extinta ‘Nippur Mágnum’. Merece seguir siendo publicado en Argentina.

Continue Reading
Publicidad

38 años, Licenciado en Comunicación Social. Comiquero por naturaleza, casi. Cinéfilo. Voraz lector, accidental escritor.

1 Comentario
  • Ignacio Fabian Alvarez

    me interesa conseguir ambas colecciones,Nippur y Dago. A donde debo dirigirme?Soy de Rafaela ( Santa Fe )

Más en Cómics

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media