Buscanos en las redes sociales

Crítica: “Avengers La era de Ultrón”

SEPTIMA DIMENSIÓN

Crítica: “Avengers La era de Ultrón”

Cristian Oliva reseña el nuevo film de la factoría Marvel

Mi abuelo, uno de los que generó sin dudas mi amor por el vhs, en cierta ocasión, mientras revisábamos la estantería de los estrenos en un videoclub de barrio deslizo: “estás tienen demasiada ciencia ficción”. Instantáneamente comprendí que el cine se dividía para él,  en dos grandes categorías: una comprendida por todo proyecto encarado por los man of action del momento, y otra en la que recaía prácticamente todo lo demás, sin importar cuál fuera o fuese su género. Star Wars, obra maestra de Lucas, era ciencia ficción así como también podía serlo el Ciudadano Kane, o los 400 golpes de Truffaut. Toda cinta que escapara de la estructura que su imaginario había creado en torno al cine era ciencia ficción, cintas a las que sentía lejanas, tanto visual como narrativamente hablando. El relato lineal y la sencillez propia del cine de acción básico de fines de los ochenta y principios de los noventas era lo suyo.  Dejando de lado la amabilidad,  “el cine cabeza era lo suyo”.

Ahora bien, más allá de lo que la gran mayoría piense, Avengers 2 encierra rasgos que la alejan de la ciencia ficción para acercarla a este último concepto. Alguien me dijo una vez que no existe nada mejor  “que el cine hablando del propio cine”; y sin dudas, la nueva cinta de Joss Whedon no puede sino hablar con films de Van Damme o de Steven Seagal. Films en los que prima la acción por sobre el resto y en los que su parte argumentativa se ve relegada al tercer o cuarto puesto.

Avengers es, entonces, una película Cabeza.

La película más esperada de estos años no solo provoca prolongados bostezos sino qué, lisa y llanamente, decepciona. Y la decepción es grande por qué estamos frente a uno de los films más esperados de los últimos dos o tres años; ante un film que gozaba de la tranquilidad de haber contado con una primera parte exitosa, al punto de haber alcanzado números abismales de recaudación; y finalmente, ante un film en el que debieron confluir de manera armoniosa los buenos films individuales de sus personajes que le precedieron (no por nada Marvel insiste en instaurar la idea de “Universo”)

Sin embargo Whedon, con todas las cartas a su favor, lo que hace es repetir nuevamente lo mostrado en la primera parte, y como muestra de ello solo basta repasar la secuencia inicial de la película: Los vengadores comienza con una batalla de dimensiones exageradas (en uno de esos países ficticios) en la que el grueso de los personajes no hacen sino pelear contra los malos.

En esos 15 minutos la cinta agota todos sus recursos y expone grotescamente que no tiene nada que ofrecer más que eso. Las dos horas restantes ofrecerán en mayor o menor medida lo mismo: mucha pelea, y mucho efecto especial.

La desilusión es mayor porque Avengers ya no cuenta con el aliciente de ver al grupo en formación, ese factor sorpresa por el cuál uno podía mirar para otro lado las falencias de la primera parte. Avengers 2 debía afirmarse y sin embargo no consigue sino estancarse.

Lo triste es que entre una cinta como Expendables, con viejas glorias como Silvester Stallone, y Avengers no hay muchas diferencias, quizás solo un uso excesivo de mallas.

Avengers 2 es una fotocopia total de la primera. Dos horas y media en las que un par de tipos ridículamente disfrazados pelean con otro montón de personajes similares.  Los personajes nunca consiguen ser otra cosa y sus posibilidades se acotan solo a repetir una y otra vez diálogos que pretenden ser graciosos y no consiguen siquiera acercarse a eso.

Los intentos por instalar cierto dramatismo no salen del todo bien, dando siempre la sensación de que están ahí casi por obligación, de manera apurada y metidos todos con calzador (por ejemplo la presencia de la familia de Hawkeye y la relación de Banner y Black Widow)

La parte visual si bien cumple nunca consigue superar a la versión original, exceptuando la increíble batalla entre el Hulkbuster y Hulk que es por lejos lo mejor del film.

Su título reza que es periodista, casi un 007, pero es lo de menos. Lo verdaderamente importante es que todavía sueña con lo que va a ser cuando sea grande.

1 Comentario
  • Matias Rohr

    Exelente critica, Cristian.

    A pesar de que no soy un critico profesional ni mucho menos un periodista consagrado con titulo y todo. Hoy estoy de humor para tomarme la molestia de intentarlo despues de haber visto tantas criticas (buenas y malas) por parte de terceros.

    Me gustaria empesar por hacer entender a todo aquel que lea esto que el principal fallo de Whedon en la secuela de su exito cinematografico se encuentra y se muestra con orgullo en las primeras escenas de la secuencia inicial. Esto ultimo se puede comprender de esta manera: Querido Josh Whedon, si vas a estar casi tres años mostrandome un chocolate y prometiendome que me lo vas a dar en la mano con el mismo cariño y dedicacion con el que me diste la primera barra de chocolate con The Avengers (2012), ¿Por que, ahora llegado el momento, me metes la barra en la boca con una brusquedad abismal?

    Aun asi, esto no se debe prestar a malinterpretar. En la primer pelicula, Whedon se toma su tiempo para reunir al equipo y SOLO ENTONCES deleitar al publico con todos juntos luchando contra los malos de turno. Por ende encuentro dispar el atropellamiento de Whedon por darnos al equipo nuevamente reunido y explotar todos los recursos que tiene dentro de los primeros segundos de filmacion.

    ¿Y el resto de la pelicula? Mas alla de abstenerme decididamente a no meterme en el rollo argumentativo/narrativo (principalmente por no haberme leido el comic original), voy a dejar en claro que termine dividiendo esta pelicula en dos partes.

    La primera parte de la pelicula me parecieron escenas entrecortadas en tomas por demas de inecesarias. Momentos entre peleas en donde Whedon se tomaba la molestia de hacer tres tomas solo para filmar un golpe, lo cual dio por sentado la extraña “inseguridad” por parte del director.
    La segunda parte, por otra parte (no es un chiste de palabras), se basa en escenas de filmacion sublimes que ya hemos podido degustar en la primera pelicula. Me refiero a escenas en las que Whedon logra captar la accion, los personajes y la escencia de la aventura en una sola toma y hacernos entender lo que esta pasando sin tratarnos como niños ni tampoco pudrirnos el cerebro.

    Sin embargo, el querido Whedon se caracteriza por encima de cualquier otro artista del medio debido al humor agridulce que destila en sus obras. Un humor sano e inteligente que ya hemos podido disfrutar en Firefly, en X-Men Astonishin y en la primer pelicula de los heroes que hoy nos tocan. Pero lamentablemente, mas alla de denotar claramente el humor en esta segunda parte, se nota flojo e, inclusive, improvisado a la hora de crear la quimica entre personajes que tanto supimos disfrutar en The Avengers.

    Podre perdonar todo lo anterior, pero aun asi, me veo obligado a fijarme en el argumento y darme como conclusion que Avengers Age Of Ultron no es una pelicula, sino una promesa.
    Una promesa por parte de Whedon hacia su publico que Infinity War (parte 1 y parte 2) sera un evento cinematografico digno del recuerdo.

    Pero esto ultimo solo el tiempo lo decidira, Josh. Por ahora, comprende que diste un buen tropezon, pero aun confiamos en ti.

Más en SEPTIMA DIMENSIÓN

Trending

CM! PODCAST

To Top

Desarrollado por Offshoot media